Trump afirma que hubo 'espionaje' ilegal en su campaña presidencial
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Trump afirma que hubo 'espionaje' ilegal en su campaña presidencial

COMPARTIR

···

Trump afirma que hubo 'espionaje' ilegal en su campaña presidencial

El presidente de EU dijo que fue un espionaje ilegal sin precedente y que es algo que nunca deberá volver a pasar otra vez en su país.

AP
11/04/2019
Actualización 11/04/2019 - 17:27
Donald Trump, presidente de los Estados Unidos.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

WASHINGTON.- El presidente Donald Trump dijo este jueves que cree que hubo “espionaje” en su campaña presidencial, repitiendo los comentarios que hizo el secretario de Justicia un día antes, pero dando un paso más al acusar al gobierno de cometer un acto ilegal sin precedentes.

El mandatario hizo los comentarios un día después de que el secretario de Justicia William Barr dijera ante una audiencia del Congreso que cree que “hubo espionaje” en la campaña de 2016 de Trump, insinuando que los inicios de la investigación de Rusia, que ensombreció la presidencia de Trump durante casi dos años, pudieron haber sido mal manejados.

Barr no dio detalles sobre qué tipo de “espionaje” se pudo haber llevado a cabo, pero pareció aludir a una orden de monitoreo secreto que el FBI obtuvo para vigilar a un exasistente de Trump. Más adelante en la audiencia, dijo que no estaba seguro de que hubieran sido vigilados, pero quería asegurarse de que se respetaron los procedimientos adecuados.

"Definitivamente hubo espionaje en mi campaña”, dijo Trump el jueves. “Iré un paso más allá. Es mi opinión que fue espionaje ilegal, espionaje sin precedentes, y algo que nunca deberá volver a pasar otra vez en nuestro país”.

Durante la audiencia del miércoles ante un subcomité presupuestal del Senado, Barr dijo que no afirmo que hubo vigilancia inadecuada” y que revisaba el asunto.

La referencia de Barr a “espionaje” puede aludir a una orden de monitoreo secreto que el FBI obtuvo en el 2016 para vigilar las comunicaciones del exasistente de campaña de Trump, Carter Page, quien no ha sido acusado y ha negado ser espía ruso. La orden judicial se obtuvo después de que Page dejara la campaña y fue renovada varias veces. Los críticos de la investigación sobre Rusia han aprovechado el hecho de que la solicitud de la orden judicial mencionó una investigación de la oposición financiada por los demócratas, elaborada por un exespía británico, sobre los lazos de la campaña de Trump con Rusia.