Gobierno de Hong Kong retira proyecto de ley de extradición que provocó manifestaciones
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Gobierno de Hong Kong retira proyecto de ley de extradición que provocó manifestaciones

COMPARTIR

···

Gobierno de Hong Kong retira proyecto de ley de extradición que provocó manifestaciones

Al retirar esta norma, la jefa ejecutiva de Hong Kong cedió a una de las demandas de los protestantes. Sin embargo, señaló que no aceptará otras peticiones.

AP
04/09/2019
Actualización 05/09/2019 - 0:04
Carrie Lam, jefa ejecutiva de Hong Kong.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La jefa ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam, anunció este miércoles que su gobierno retiró formalmente un proyecto de ley de extradición que provocó meses de protestas en la ciudad, cediendo a una de las demandas de los manifestantes.

La norma habría permitido que los residentes en el territorio semiautónomo chino fuesen trasladados a la China continental para ser juzgados allí. La iniciativa legal provocó multitudinarias protestas desde junio, que fueron ganando en violencia y provocaron el cierre del aeropuerto a principios de mes.

En un video grabado con antelación, Lam indicó este miércoles que su gobierno no aceptará otras demandas, como una investigación independiente sobre los supuestos casos de violencia policial contra los inconformes. La dirigente nombró sin embargo a dos nuevos miembros para un grupo de monitoreo de la policía que analiza el asunto.

Los manifestantes reclamaron además la liberación de los detenidos sin cargos, pero Lam señaló que es inaceptable.

Un legislador manifestó que la retirada de la polémica ley no es suficiente y llega tarde.

Más tarde, en sus primeras declaraciones en vivo sobre el final del polémico proyecto de ley en una conferencia de prensa, Lam explicó que no habrá debate ni votación en el consejo sobre esa iniciativa, una vez que el consejo reanude sus sesiones el próximo mes y está copado por legisladores proBeijing.

La retirada de la ley cumple una de las demandas de los inconformes, pero los activistas dijeron que no cederán hasta que el gobierno acepte otras incluyendo una investigación independiente sobre la supuesta brutalidad policial contra los manifestantes, la liberación sin condiciones de los detenidos y una mayor democracia.

Las multitudinarias movilizaciones que suceden desde junio pasado alteraron el transporte en el territorio semiautónomo chino y en su aeropuerto internacional.