Mundo

Ha llegado el momento de terminar la dictadura de Maduro de una vez por todas: Pence

Durante un mitín en Florida, el vicepresidente estadounidense sostuvo que no es momento para dialogar, sino para la acción.

DORAL.- El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, dijo este viernes durante un mitin en Florida que el tiempo para el diálogo terminó y que todas las opciones están sobre la mesa para reemplazar al gobierno del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

"Este no es momento para el diálogo. Este es momento para la acción", señaló Pence a una multitud. "Ha llegado el momento de terminar la dictadura de Maduro de una vez por todas", agregó.

El Gobierno de Estados Unidos ha reconocido al líder opositor Juan Guaidó como el presidente interino de Venezuela y ha pedido a otros países que hagan lo mismo.

Duque prevé caída de "dictadura" venezolana en pocas horas

A la dictadura de Venezuela le quedan pocas horas, consideró el presidente de Colombia, Iván Duque, quien pidió estrechar el cerco diplomático contra Nicolás Maduro para facilitar el regreso de la democracia al país petrolero.

Colombia, que es parte del Grupo de Lima, reconoció a Guaidó como presidente interino de Venezuela.

"Hoy es digno de aplaudir lo que está viendo el mundo y es que a la dictadura de Venezuela le quedan muy pocas horas, porque hay un nuevo régimen institucional que se está creando gracias al trabajo que ha jugado Colombia y otros países", sostuvo Duque en un acto de gobierno, en el departamento del Huila, al suroeste del país.

Si bien Guaidó tiene el respaldo de Estados Unidos y los gobiernos de la Unión Europea probablemente lo reconocerán, Maduro sigue aferrado al poder con el respaldo de la cúpula militar, además de Rusia y China, en medio de la agudización de la lucha por el poder en el país petrolero.

"Yo espero que en los próximos días el cerco diplomático continué", dijo Duque, al insistir en unas elecciones libres en Venezuela como parte de un proceso de transición para recuperar la democracia.

Colombia se ha convertido en el principal destino de más de un tercio de los tres millones de venezolanos que abandonaron su país huyendo de la crisis.