Suprema Corte de EU permite a Trump dejar a solicitantes de asilo en México
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Suprema Corte de EU permite a Trump dejar a solicitantes de asilo en México

COMPARTIR

···
menu-trigger

Suprema Corte de EU permite a Trump dejar a solicitantes de asilo en México

bulletTodos los jueces, excepto una, votaron a favor de anular una orden de un tribunal inferior que habría bloqueado la política, al menos para las personas que llegan a los cruces fronterizos de Arizona y California.

Bloomberg /Greg Stohr
11/03/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La Corte Suprema de Estados Unidos respaldó a la administración Trump en una política fronteriza clave que permite al Gobierno seguir aplicando una norma que ha obligado a 60 mil personas a esperar en México mientras buscan asilo.

Los magistrados, por una disidencia de la jueza Sonia Sotomayor, bloquearon la decisión de una corte federal de apelaciones que habría permitido que los futuros solicitantes de asilo permanecieran en Estados Unidos temporalmente mientras se procesan sus solicitudes. El fallo de la corte de apelaciones, que se aplicaría a los nuevos solicitantes en California y Arizona, iba a entrar en vigencia el jueves.

La decisión de la Corte Suprema sugiere que es probable que los jueces defiendan los Protocolos de Protección de Migrantes, también conocidos como el programa 'Permanecer en México', en caso de que acepten el desafío directamente en algún momento. Ni el tribunal ni Sotomayor manifestaron sus razones.

La orden de la Corte Suprema también evita lo que argumentó la administración del presidente Donald Trump lo que habría sido una “carrera hacia la frontera” si la decisión del tribunal de apelaciones hubiera entrado en vigencia. Multitudes de migrantes se reunieron en cruces fronterizos en febrero después de que ese tribunal emitió el fallo.

“El mandato judicial está virtualmente asegurado para causar caos en la frontera, comprometiendo seriamente los intereses imperiosos del gobierno en seguridad y en la integridad de nuestras fronteras”, dijo el procurador general de EU, Noel Francisco, en documentos judiciales.

Los opositores representados por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) dicen que los solicitantes de asilo están expuestos a secuestros, asaltos y violaciones en México. El grupo dijo que la política viola las obligaciones de Estados Unidos bajo la ley nacional e internacional de no enviar personas a lugares donde sufrirán persecución o tortura.

La política “ha creado una crisis humanitaria en la frontera norte de México, poniendo en peligro a los solicitantes de asilo, aumentando la carga sobre las ciudades mexicanas locales y provocando un aumento en el nativismo y la xenofobia”, argumentó la ACLU.

Los opositores dijeron que la orden de un juez de primera instancia confirmada por el tribunal de apelaciones se aplicaría a un número limitado de personas, incluidos clientes de la ACLU y nuevos solicitantes de asilo, y no requeriría el reingreso inmediato de las personas que antes se veían obligadas a quedarse en México.

El New York Times informó la semana pasada que la administración estaba enviando tropas a la frontera para anticiparse a la decisión de la Corte Suprema. La administración dijo al tribunal superior que 25 mil de las 60 mil personas enviadas a México aún tienen solicitudes de asilo pendientes.

“Nos complace que la Corte Suprema haya otorgado una suspensión, lo que evita que una orden judicial de distrito perjudique la seguridad de nuestras fronteras y la integridad de nuestro sistema de inmigración”, dijo el Departamento de Justicia en un comunicado enviado por correo electrónico después de la medida de la corte.

Judy Rabinovitz, abogada de la ACLU, dijo que los solicitantes de asilo “enfrentan graves riesgos y daños irreversibles cada día que esta política depravada sigue vigente”.

Agregó que la “Corte de Apelaciones declaró inequívocamente que esta política era ilegal. La Corte Suprema también debería hacerlo”.

El año pasado, la Corte Suprema respaldó a Trump en otro tema fronterizo, al autorizar a su administración a hacer cumplir una nueva norma que limitó drásticamente quién puede solicitar asilo en la frontera sur. Dicha regla requiere que las personas que vinieron de países que no sean México soliciten primero la protección de uno de los países por los que pasaron camino a la frontera.