Sexta jornada de protestas en Francia deja 220 detenidos
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Sexta jornada de protestas en Francia deja 220 detenidos

COMPARTIR

···
menu-trigger

Sexta jornada de protestas en Francia deja 220 detenidos

bulletMás de 38 mil personas salieron a las calles en diferentes ciudades francesas para protestar por el alza en los impuestos, como parte del movimiento de los 'chalecos amarillos'.

Reuters
22/12/2018
El número de protestantes va a la baja, de acuerdo con estimaciones del Gobierno francés
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Un total de 220 personas fueron detenidas este sábado en Francia durante la sexta jornada de protestas contra los altos impuestos y por una mejora del poder de compra, organizada por el movimiento de los ‘chalecos amarillos’, en la que de acuerdo con las autoridades disminuyó la participación.

Entre los detenidos está quien es considerado el líder del grupo de los “chalecos amarillos”, Eric Drouet, detenido en París y acusado de “portar un arma prohibida” y de “organización ilícita de manifestación”.

De los 220 arrestados, 81 pasaron a disposición judicial y serán juzgados en las próximas horas, precisaron fuentes gubernamentales.

Según el Ministerio del Interior, un total de 38 mil 600 personas se manifestaron este sábado en calles de varias ciudades de Francia contra los altos impuestos y a favor de un aumento del poder adquisitivo.

Esta fue la sexta jornada de protestas desde el pasado 17 de noviembre que fue convocada por los ‘chalecos amarillos’, un movimiento popular y apolítico.

El fin de semana pasado, 66 mil personas participaron en las manifestaciones organizadas en Francia en el marco del movimiento, mientras que en la primera de las jornadas reunió a más de 200 mil protestantes. Según el balance final de este sábado, el número de participantes cayó fuertemente.

Las manifestaciones se notaron sobre todo en París y en las fronteras de Francia con otros países europeos, en donde los manifestantes organizaron bloqueos.

En la capital, alrededor de 2 mil personas se manifestaron por sus calles, llegando por primera vez al turístico enclave de la basílica del Sagrado Corazón de París, en Montmartre.

En la Avenida de los Campos Elíseos, grupos de manifestantes radicales se enfrentaron a la policía que respondió con gases lacrimógenos y un cañón de agua.

Más de mil doscientos granaderos fueron desplegados en la capital francesa este sábado, un número menor que el del fin de semana anterior, cuando 8 mil agentes entre granaderos, policías y gendarmes fueron desplegados en París.

Dos agentes motorizados fueron atacados por los manifestantes y uno amenazó con su arma de servicio a los agresores.

Por otra parte, numerosos bloqueos comenzaron desde la noche pasada del viernes en numerosas carreteras de toda Francia con el saldo de un muerto que murió en un accidente a la altura de una barrera instalada en una carretera de las afueras de la ciudad de Perpignan, sur.

Se trata de la décima persona que fallece desde el inicio del movimiento en noviembre pasado.

En Angulema, al suroeste de Francia, un muñeco del presidente Emmanuel Macron fue decapitado, en una de las imágenes más impactantes de las manifestaciones en las que muchos de los participantes piden la dimisión del jefe del Estado galo.