Senado de EU se prepara para dos días más de debate sobre juicio político a Trump
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Senado de EU se prepara para dos días más de debate sobre juicio político a Trump

COMPARTIR

···
menu-trigger

Senado de EU se prepara para dos días más de debate sobre juicio político a Trump

bulletEn tanto, el miércoles está programada la sesión donde se votará la absolución de Trump sobre los dos cargos de 'impeachment' aprobados en la Cámara baja.

Bloomberg / Ana Monteiro
03/02/2020
Actualización 03/02/2020 - 21:47
Mitch McConnell, líder republicano del Senado.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Falta poco para un momento trascendental en Washington, mientras el Senado escucha los argumentos de cierre este lunes en el juicio político de destitución del presidente Donald Trump, pues se celebrarán dos días de debate antes de votar por una absolución casi garantizada.

En el medio, los caucus demócratas en Iowa darán el primer paso este lunes por la noche para elegir al candidato que se postulará contra Trump en noviembre. Y el martes por la noche, el presidente entregará el discurso anual del Estado de la Unión al Congreso.

El camino de Trump hacia una rápida absolución se cerró cuando los senadores republicanos votaron el viernes para rechazar los esfuerzos de los demócratas por llamar a nuevos testigos.

Una votación para absolver a Trump sobre los dos artículos de juicio político aprobados por la Cámara de Representantes, alegando abuso de poder y obstrucción al Congreso, está programada para el miércoles por la tarde.

Con 67 votos necesarios para condenar al presidente, se espera que Trump sea absuelto fácilmente, incluso después de que algunos senadores republicanos permitieron que cometiera un error en su relación con Ucrania.

Tras el rechazo de la mayoría republicana en el Senado, por 51 votos en contra y 49 a favor, de llamar a nuevos testigos y presentar más documentos en el juicio político contra el presidente Donald Trump por abuso de poder y obstrucción de la justicia, el mandatario se encuentra a un paso de ser exonerado.

Los republicanos hicieron valer su mayoría para bloquear la comparecencia de testigos, como John Bolton, el exasesor de Seguridad Nacional, quien en un libro de memorias aseguró que “el mandatario le dijo que presionó al gobierno de Ucrania para que investigara a los demócratas a cambio de ayuda militar”.

El líder de la mayoría republicana, el senador Mitch McConnell, anunció que el juicio político concluirá en “los próximos días” y que el voto definitivo para destituir o no a Trump será el miércoles, tras escuchar hoy los alegatos finales de las dos partes.

McConnell logró bloquear la citación de testigos al Senado que los demócratas pretendían con 51 votos en contra y 49 a favor. Tan solo dos senadores republicanos, Mitt Romney y Susan Collins, se alinearon con los demócratas.

De esta manera el juicio de Trump es el primero en la historia de Estados Unidos sin testigos en el Senado.

El líder de los demócratas en la Cámara Alta, Chuck Schumer, dijo que de ser declarado no culpable Trump el miércoles, como se presume, “la absolución no tendrá valor alguno, porque los estadounidenses sabrán que este juicio no ha sido un juicio real”.

Nancy Pelosi, la presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, acusó a los republicanos que al votar en contra de permitir testigos son “cómplices del encubrir del presidente”.

“Estará enjuiciado por siempre”, dijo Pelosi. “No puede haber absolución sin un juicio. Y no hay juicio sin testigos, documentos y pruebas”.

“Hemos escuchado más que suficiente”, dijo por su parte el senador republicano Ted Cruz. “Es hora de absolver” al presidente, escribió en Twitter.

El senador Lamar Alexander comentó que Trump cruzó la línea al retener la ayuda estadounidense a la nación como una forma de "alentar" una investigación de Ucrania sobre el exvicepresidente y rival político Joe Biden, pero Alexander consideró que los votantes, no los senadores, deberían decidir qué hacer al respecto.

"Voy a votar por la absolución. Estoy muy preocupado de cualquier acción que podamos tomar que establezca un juicio perpetuo", dijo a NBC el domingo el republicano de Tennessee que se retira este año. En CNN, el senador Joni Ernst de Iowa declaró que las interacciones de Trump con Ucrania se hicieron "tal vez de manera incorrecta". También votará para absolverlo.

El representante Adam Schiff, gerente demócrata del juicio político, prometió un animado argumento de clausura en la sesión de este lunes, que comienza a las 11:00 horas (tiempo de Washington).

Fue "notable" que ahora hay congresistas republicanos que salen y dicen: "Sí, la Cámara baja demostró su caso; la Cámara baja mostró el esquema corrupto que acusan con los artículos del juicio", señaló Schiff para CBS el domingo.

Pero muchos republicanos lamentaron lo que llamaron un proceso defectuoso impulsado por el fervor partidista de los demócratas, haciéndose eco de Trump.

"No les importa lo que es justo, no les importa mentir", afirmó el presidente Trump el domingo en una entrevista de Fox News transmitida durante el programa previo al Super Bowl. "Solo quieren ganar, y no les importa cómo ganar".

La senadora Lisa Murkowski de Alaska, una republicana moderada considerada como una de las cuatro miembros de su partido que podría apoyar el llamado de los demócratas por más testigos, indicó el viernes que el Senado comenzó con un "producto defectuoso" entregado por la líder demócrata de la Cámara de Representantes (Nancy Pelosi), y que se sintió "frustrada, decepcionada y enojada".

Hace una semana surgieron informes de que John Bolton, exasesor de seguridad nacional de Trump, había escrito un borrador en el que afirmaba que el presidente le había dicho directamente que quería reneter la ayuda militar a Ucrania a menos de que sus líderes anunciaran públicamente una investigación sobre Biden, una revelación que socavaba la defensa de Trump.

Esa bomba aumentó por un momento las expectativas de que suficientes republicanos votarían para llamar a testigos, incluidos Bolton y otros personajes. Al final, la votación se quedó corta el viernes, 49 a 51, con solo dos senadores republicanos apoyando llamar a testigos.

El escrutinio a Trump por parte del Congreso no terminará con la absolución que se espera en el Senado. Los demócratas de la Cámara de Representantes tienen una lista de cuestionamiento sobre Ucrania, las finanzas personales del presidente y otros asuntos, los cuales planean seguir.

Ya sea en un testimonio ante la Cámara baja, en el libro de Bolton o de otra forma, "la verdad saldrá a la luz", confió Schiff.

"Para aquellos que dicen: 'bueno, dejemos que los votantes decidan' cuando ocurre que el presidente está intentando engañar en esa misma elección, y no quieren que los votantes tengan la información completa, quieren que el mandatario continúe para cubrirlo, eso es completamente insatisfactorio", agregó Schiff.

Trump apuntó el domingo que planeaba enfocarse en el discurso del Estado de la Unión sobre los esfuerzos de su administración en la economía, el ejército y los impuestos, que según él equivalía a "una revolución positiva".

"Vamos a hablar sobre los logros que hemos logrado", expresó el mandatario en Fox News. "Nadie ha logrado tanto como nosotros".

Estado de la Nación

El presidente republicano pronunciará hoy su discurso del Estado de la Unión para promocionar lo que califica como “el gran regreso estadounidense”, de acuerdo con fuentes de la Casa Blanca.

Señalaron que el mandatario quiere utilizar el momento televisado a nivel nacional para destacar las labores de su gobierno para impulsar la economía, reforzar las normas de inmigración y reducir los precios de los medicamentos de venta con receta justo, cuando su campaña por la reelección se intensifica en todo el país.

“Creo que está bien decir que celebraremos nuestro gran poderío economico y militar en el mundo, y presentaremos una visión optimista sobre el futuro de Estados Unidos”, dijo la fuente, que informó a los reporteros sobre el discurso que Donald Trump pronunciará ante una sesión conjunta del Congreso.