Mundo

Se quedan varados mil 500 camiones en Gran Bretaña, por cierre fronterizo con UE

La nueva medida de confinamiento impuesta por Boris Johnson se debe a la nueva variante del coronavirus, que, según los primeros indicios, podría ser hasta un 70 por ciento más contagiosa.

LONDRES.- Más de mil 500 camiones estuvieron varados ayer en Gran Bretaña, esperando recibir luz verde para salir pronto hacia Europa, después de que algunas de las restricciones de viaje más dramáticas de la pandemia fueran impuestas al país tras el hallazgo de una variante más contagiosa del coronavirus.

Los camiones serpenteaban a lo largo de una carretera importante del sureste de Inglaterra cerca de los puertos vitales del Canal de la Mancha o se apiñaban en un aeropuerto en desuso, ilustrando la gran escala del aislamiento que se le impuso a Gran Bretaña después de que muchos países, desde Canadá hasta India, prohibieron vuelos desde Reino Unido y de que Francia prohibió la entrada de sus camiones durante 48 horas a partir del domingo por la noche.

Para un país compuesto por islas que depende en gran medida de sus vínculos comerciales con Francia, la medida francesa es potencialmente muy grave, y generó temores de escasez de alimentos si las restricciones no se levantan para hoy.

Dado que por Dover pasan unos 10 mil camiones cada día, que suponen en torno al 20 por ciento del comercio de mercancías del país, los minoristas están cada vez más preocupados porque la situación no se resuelva pronto.

Andrew Opie, director de alimentación y sostenibilidad en el Consorcio Minorista Británico, advirtió de un posible desabasto de alimentos como lechuga, verduras y frutas frescas tras la Navidad, si las fronteras no "operan libremente en su mayoría" a partir este día.

Explicó que el problema en realidad son los camiones vacíos que se encuentran en Inglaterra y que no pueden recoger nuevas entregas para Gran Bretaña. Los camiones vacíos "tienen que volver a lugares como España para recoger el siguiente cargamento de fresas y frambuesas, y tienen que volver el día siguiente" de suministros, alertó.

En medio de esta crisis, el Reino Unido alcanzó ayer su pico de contagios de COVID-19 para un día, con 36 mil 804 casos, impulsado en gran parte por la mutación del coronavirus, mientras que el número de muertes subió hasta 691, informó el gobierno británico.

El último registro más alto de nuevos casos se dio el domingo, cuando se elevaron a 35 mil 928, aunque el lunes bajaron a 33 mil 364.

En medio de dudas sobre si las vacunas que se están implementando ahora podrían funcionar contra la nueva variante, el director general de BioNTech –la farmacéutica alemana que participó en el desarrollo de una vacuna que se distribuye en Gran Bretaña– dijo confiar en que el fármaco será efectivo, pero que se necesitan más estudios.

Por último, en España, la incidencia de COVID sigue subiendo hasta los 236 casos cada 100 mil habitantes. Ayer se contabilizaron 10 mil 654 nuevos casos, con lo que la cifra total de contagios se eleva a un millón 829 mil 903. Agencias