Reunión entre Trump y Xi crea expectativa en mercados emergentes
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Reunión entre Trump y Xi crea expectativa en mercados emergentes

COMPARTIR

···
menu-trigger

Reunión entre Trump y Xi crea expectativa en mercados emergentes

bulletMéxico es uno de los países que se beneficiaría si China realiza un cambio en su producción industrial, debido a que el peso mexicano se ha depreciado.

Bloomberg Por Andrew Janes y Selcuk Gokoluk
28/11/2018
Actualización 28/11/2018 - 15:04
Xi Jinping y Donald Trump se reunirán en la cumbre del G-20 para hablar sobre la actual guerra comercial.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Los inversores de mercados emergentes, entre ellos México, se están preparando para los mejores y peores resultados de la reunión de esta semana entre Donald Trump y Xi Jinping aunque no esperan que termine resolviendo la disputa comercial entre Estados Unidos y China.

Una falta de progreso o una aspereza entre ambos líderes en la cumbre del G 20 amenaza con desencadenar una liquidación, pero tampoco se prevé que algún signo de distensión provoque ganancias ahora que esta clase de activos muestra señales de recuperarse de algunos meses turbulentos.

“Cualquier sugerencia de cooperación entre Estados Unidos y China para frenar la escalada de represalias brindaría un importante impulso al ánimo del mercado este fin de año”, dijo Paul Greer, gestor de fondos de Fidelity International en Londres. “Probablemente veamos un dólar más débil, una apreciación de las monedas de los mercados emergentes, diferenciales crediticios más ajustados en esos mercados y una más baja prima de riesgo en los bonos locales”.

La moneda china ocupará la primera plana en cuanto a la reacción al resultado del encuentro. Los precios de las opciones muestran que los operadores esperan grandes movimientos.

Mark Mobius, cofundador de Mobius Capital Partners, dijo no esperar un avance significativo como resultado de la reunión. Si se prolonga la guerra comercial y suben los aranceles, el yuan se devaluará, agregó. México, Vietnam y Bangladesh están entre los países que se beneficiarán de cualquier cambio en la producción industrial por parte de China, ya que sus monedas se han depreciado, señaló Mobius.

Fuera de China, un resultado gélido acarreará más volatilidad, lo que afectará sobre todo al won surcoreano, dijo Sanjay Mathur, economista de Australia & New Zealand Banking Group en Singapur. El won se ha debilitado más de cinco por ciento frente el dólar en los últimos seis meses.

Una mejora de la sensación de riesgo como consecuencia de un resultado positivo ayudará a las monedas de los mercados emergentes en general, dijo Chris Diaz, gestor de fondos en Janus Capital Management en Denver. Si hay signos de un acuerdo, Jim Craige, gestor de fondos en Stone Harbor Investment Partners en Nueva York, esto favorecería al rand sudafricano, el peso argentino y el rublo ruso.

Los bonos de los mercados emergentes se beneficiarían ante el 'improbable caso' de un acuerdo, que impulsaría moderadamente las expectativas de crecimiento global y devolvería los diferenciales de los bonos del Tesoro de Estados Unidos de casi 400 puntos básicos actualmente a 300, dijo Craige, de Stone Harbor. La perspectiva de un resultado más positivo reduciría cualesquiera riesgos de cola relacionados y vería diferenciales de cerca de 340 puntos básicos, añadió. En este escenario, el analista prefiere los bonos argentinos y la deuda de alto rendimiento del África Subsahariana.

Cualquier aflojamiento de las tensiones llevaría el MSCI China Index a 90, el nivel que Morgan Stanley considera alcista y más de 20 por ciento por encima del actual, según analistas como Jonathan Garner, jefe de estrategia para Asia y mercados emergentes. Una desilusión podría llevar a Morgan Stanley a postergar la subida de las calificaciones para los sectores de hardware tecnológico y automóviles en Asia porque son los que más dependen de las cadenas mundiales de suministro, dijo Garner en una entrevista.