Republicanos 'ceden' a la presión de demócratas y cambian propuesta de reglas del 'impeachment'
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Republicanos 'ceden' a la presión de demócratas y cambian propuesta de reglas del 'impeachment'

COMPARTIR

···
menu-trigger

Republicanos 'ceden' a la presión de demócratas y cambian propuesta de reglas del 'impeachment'

bulletUna de ellas abriría la posibilidad a que se someta a voto si el juicio admite la inclusión de testigos, una propuesta que fue impulsada por senadores republicanos moderados.

Bloomberg / Laura Litvan y Steven T. Dennis
21/01/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, cambió 'de último minuto' su propuesta de resolución de las reglas para el juicio político del presidente Donald Trump, ofreciendo este martes una resolución modificada al comienzo del juicio.

Con ello, terminó por hacer concesiones a las peticiones hechas por los demócratas y por algunos senadores republicanos del ala moderada.

Los cambios desacelerarán el 'frenético' cronograma para presentar los argumentos y aceptarán evidencia de la investigación de la Cámara.

La nueva versión de la resolución de reglas se adhiere más al precedente establecido por el juicio político de Bill Clinton en 1999, pero aún permite una conclusión potencialmente rápida.

El líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, calificó inicialmente las reglas como un plan para de "encubrimiento" en lugar de un juicio y dijo que fueron diseñadas para beneficiar al presidente.

La senadora de Maine Susan Collins estuvo entre los republicanos que le pidieron a McConnell que hiciera algunos cambios a la versión original que propuso el lunes, según su portavoz.

Debatir, y posiblemente cambiar, la resolución está en el próximo orden del Senado este martes.

McConnell cambió su resolución para dar a los fiscales de la Cámara de Representantes y al equipo de defensa de Trump 24 horas de tiempo en el piso, pero en lugar de que este tiempo sea dividido en dos días, ahora lo será en tres.

Esto modifica el cronograma para que los fiscales demócratas del 'impeachment' presenten sus argumentos, aunque dado que cada sesión iniciará a las 13:00 horas, el juicio podría extender a altas horas de la noche.

"El senador Collins y otros expresaron su preocupación por las 24 horas de declaraciones de apertura en dos días", dijo Annie Clark, una portavoz de Collins.

“Su posición ha sido que el juicio debería seguir el modelo de Clinton tanto como sea posible. Ella piensa que estos cambios son una mejora significativa ", agregó.

Otro cambio sorprendente de McConnell a las reglas del juicio permitiría que la evidencia de la Cámara baja sea admitida en el registro del Senado a menos que al menos 51 senadores se opongan.

McConnell inicialmente propuso no aceptar automáticamente el registro de evidencia compilado por la Cámara de Representantes, como sucedió durante el juicio de Clinton, pero la resolución de reglas presentada al comienzo del juicio la aceptaría, a pesar de las quejas de algunos republicanos de que dicha investigación le negó a Trump el acceso al debido proceso.

Los fiscales del 'impeachment' utilizarán la evidencia como parte de sus argumentos en el Senado, posiblemente agregando material que no fue parte de la investigación original del juicio político, como documentos de Lev Parnas, un asociado de Rudy Giuliani.

Las reglas también permitirían que el equipo del presidente busque una desestimación rápida de los cargos, aunque McConnell ha dicho que no hay suficientes votos en el Senado, liderado por el partido Republicano, para que se apruebe.

Muchos senadores republicanos han dicho que al menos deberían escuchar el caso.

Durante el juicio de Clinton, se consideró una moción para desestimar el caso hacia el final del juicio, y fue presentada por un senador de EU, no por la Casa Blanca. Esa moción, que fracasó, fue ofrecida por el senador Robert Byrd, un demócrata de Virginia Occidental.

La Casa Blanca inmediatamente respaldó las reglas de McConnell, pero no indicó si presionaría para una votación rápida sobre una moción para desestimar el caso, que podría ofrecerse tan pronto como el próximo miércoles.

Ninguna de las partes podrá llamar a testigos o pedir documentos bajo las reglas propuestas a menos que la mayoría del Senado vote para permitir tales mociones después de la fase de apertura del juicio, incluyendo hasta después de las 16 horas de preguntas de los senadores.

McConnell inicialmente había presionado a los republicanos del Senado a considerar un juicio sin testigos, pero la idea se encontró con la oposición de al menos cuatro republicanos que quieren votar si desean escuchar testimonios adicionales. Ellos son: Susan Collins de Maine, Lisa Murkowski de Alaska, Lamar Alexander de Tennessee y Mitt Romney de Utah.

La resolución permitirá que el Senado haga una votación nominal sobre si escuchar a más testigos.

Si eso tiene éxito, Schumer quiere llamar a cuatro testigos, incluido el jefe de gabinete interino de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, y el exasesor de seguridad nacional John Bolton. Pero para ganar esa votación, Schumer necesitará el apoyo de al menos cuatro republicanos, y no está claro si los cuatro que simplemente quieren una votación sobre el tema de los testigos estarían con él.

Existe un riesgo para los demócratas, porque los republicanos pueden tratar de llamar a sus propios testigos. Trump también amenazó con invocar el privilegio ejecutivo para limitar o bloquear el testimonio de Bolton o los miembros actuales de la administración.