Reforma de sistema de pensiones español requiere de apoyo político
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Reforma de sistema de pensiones español requiere de apoyo político

COMPARTIR

···
Mundo

Reforma de sistema de pensiones español requiere de apoyo político

08/06/2013
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Notimex
 
Madrid.- La aprobación de cualquier reforma sobre las pensiones en España debe estar sujeta a un apoyo político mayoritario y a la aquiescencia de los agentes sociales, advirtió hoy el diario El País.

Para el rotativo, la petición del gobierno español a un "consejo de expertos" para reformar el sistema de pensiones, ofrece opiniones restringidas, además de que, dijo, la selección de éstos es discutible.

Por tanto, la contrapartida a esta deficiente señal de arranque debe ser la negociación de un pacto, subrayó en un editorial este sábado.

"Es de justicia observar que el debate sobre los límites y naturaleza de esta reforma no se ha conducido con la transparencia y universalidad debida", insistió.

Expuso que ante un cambio de esta envergadura, hubiera sido conveniente proponer un Libro Blanco que recogiera la opinión de las instituciones públicas y privadas y actuar en consecuencia, en lugar de encargar un informe a una comisión cuya selección es discutible.

Este viernes, el llamado Comité de Expertos sobre pensiones entregó a la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, el informe sobre el factor de sostenibilidad que establece que las pensiones pierdan poder adquisitivo en tiempos de crisis.

Además, que las pensiones queden casi congeladas por un largo periodo si la economía va mal durante mucho tiempo, como sucede ahora en España.

El País explicó que el cambio que propondrá el gobierno en el Pacto de Toledo implica una pérdida del poder adquisitivo de las pensiones que se producirá a través de tres cambios decisivos.

El primero de ellos, desvincular su cuantía de la inflación y ligarlas a la salud de las cuentas del sistema y el segundo, vincular la cuantía de la pensión a la esperanza de vida del nuevo pensionista (después de la jubilación, se entiende).

Asimismo, abrir la posibilidad de que dichas condiciones sean aplicadas a los pensionistas actuales, no solo a los que se jubilen después de que se apruebe la nueva norma.
Con estas líneas estratégicas, los pensionistas perderían como mínimo un seis por ciento de poder adquisitivo, anotó El País.

Por su parte, el diario ABC consideró que aunque esa reforma supondrá una relativa merma en el poder adquisitivo de las pensiones, por desgracia es esencial aplicar ciertas medidas correctoras, ya sean estas u otras, para poder mantener en pie el sistema actual.

Aseguró que "la insostenibilidad de las pensiones es un grito a voces desde hace años y no solo por la crisis, sino sobre todo, por la irrefrenable tendencia demográfica".

Precisó que desde 2007, España ha perdido 3.3 millones de cotizantes por la destrucción de empleo, mientras que el número de pensionistas ha crecido en 700 mil.

Esto ha adelantado la aparición de un déficit estructural en la Seguridad Social que, tarde o temprano, acabaría surgiendo como consecuencia del aumento de la esperanza de vida y la baja tasa de natalidad, concluyó.