Rebeldes sirios se enfrentan a fuerzas del gobierno
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Rebeldes sirios se enfrentan a fuerzas del gobierno

COMPARTIR

···
Mundo

Rebeldes sirios se enfrentan a fuerzas del gobierno

06/02/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.


Reuters
 

Los rebeldes sirios se enfrentaron a las fuerzas del presidente Bashar al-Assad en las cercanías del centro de Damasco, informaron activistas de la oposición, y buscaban terminar con el control del gobierno sobre distritos que llevan al corazón de la capital.
 

La ofensiva rebelde busca poner fin al estancamiento en la ciudad de 2 millones de habitantes, donde ataques aéreos y de artillería han impedido el avance de los combatientes de la oposición establecidos en el este, pese a la captura de instalaciones del Ejército, de acuerdo con los activistas.
 

"Hemos trasladado la batalla a Jobar", dijo el capitán Islam Alloush de la rebelde Brigada Islamista, en referencia a un distrito que vincula bastiones rebeldes en los suburbios del este con la central Plaza de Abásida.
 

"Los enfrentamientos más intensos se están llevando a cabo en Jobar porque es clave para el centro de Damasco", aseveró.
 

Imágenes de video captadas por activistas muestran a combatientes de la oposición dentro de Jobar después de que tomaron un puesto del Ejército en la carretera, y los rebeldes argumentaron que habían conseguido avances significativos.
 

La Oficina de Medios de Damasco, un grupo de observación de activistas opositores, mencionó que 13 personas habían muerto en combates en Jobar, mientras que 3 fallecieron durante un ataque de artillería del Ejército contra Thalatheen, un vecindario rebelde en el sur de Damasco.
 

El Consejo Nacional Sirio, un grupo de oposición que opera en el exilio y es dominado por los Hermanos Musulmanes, señaló que unidades rebeldes del Ejército Libre Sirio estaban atacando "objetivos estratégicos" en Damasco.
 

Las autoridades de Damasco cerraron la Plaza Abásida y la calle Fares al-Khoury, mientras combatientes atacaban bloqueos de caminos y fortificaciones con lanzagranadas y rondas de mortero, y se escuchaban gritos de "Dios es el más grande" a través de los parlantes de una mezquita en Joblat en respaldo a los rebeldes, dijeron activistas.
 

Con un estimado de 70,000 soldados, agentes de seguridad y miembros de milicias, las fuerzas del gobierno sirio cuentan con una línea de suministro hacia la costa que ha permanecido abierta pese a los esfuerzos de los rebeldes por interrumpirla.