Quinto paquete bomba explota en Texas; Casa Blanca descarta terrorismo
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Quinto paquete bomba explota en Texas; Casa Blanca descarta terrorismo

COMPARTIR

···
menu-trigger

Quinto paquete bomba explota en Texas; Casa Blanca descarta terrorismo

bulletInvestigadores federales se unieron a autoridades para indagar sobre las explosiones, que según la Casa Blanca no parecen estar vinculados al terrorismo.

Reuters
20/03/2018
Actualización 20/03/2018 - 13:51
La explosión provocó lesiones en un empleado de FedEx.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

AUSTIN.- Un paquete bomba estalló en la madrugada de este martes en un centro de distribución de FedEx Corp en Texas provocando heridas a un empleado, dijeron autoridades, en la quinta explosión de este tipo en esa región de Estados Unidos en lo que va del mes.

Ante ello investigadores pidieron ayuda para determinar si existe vínculo con cuatro bombas caseras que han estallado este mes en la capital estatal Austin.

Cientos de investigadores federales se unieron a autoridades locales para investigar los sucesos, que según la Casa Blanca no parecen estar vinculados al terrorismo.

La última explosión afectó a una empleada de FedEx, dijo la policía. Alrededor de 75 personas estaban trabajando en la instalación en ese momento, precisaron los bomberos.

El paquete, lleno de clavos y esquirlas, explotó poco después de la medianoche en una instalación de la compañía de entrega de encomiendas en Schertz, a unos 100 kilómetros al sur de Austin, dijo el Departamento de Bomberos de San Antonio vía Twitter.

Investigadores también examinaban un segundo paquete sospechoso en la misma instalación, dijo a periodistas el jefe policial de San Antonio, Bill McManus.

"Había otro paquete que creemos que también contenía un dispositivo explosivo que está siendo examinado en este momento", dijo McManus en Schertz, a unos 30 kilómetros al noreste de San Antonio.

En Sunset Valley, una ciudad rodeada por Austin, la policía cercó un establecimiento de FedEx por sospecha de que había vínculos con la explosión en Schertz.

"El FBI está investigando actualmente una conexión confirmada entre paquetes involucrados en la investigación de la explosión en Austin y una oficina de entrega de correo en Sunset Valley. Parece que la fuente de los paquetes sospechosos era una oficina privada de distribución en Sunset Valley", dijo la policía de Sunset Valley en un comunicado.

Incluso con el aparente vínculo con Austin, no estaba claro si el último incidente era obra de lo que la policía de Austin dijo que podría ser un atacante en serie que también sería responsable de los otros cuatro dispositivos que mataron a dos personas e hirieron a otras cuatro.