Mundo

¿Tuviste COVID-19? Tus pulmones podrían ser más débiles que los de fumadores severos

Brittany Bankhead-Kendal, cirujana oriunda de Texas, ha tratado a miles de pacientes con coronavirus desde que comenzó la pandemia en marzo del 2020, de acuerdo con CBS News.

Brittany Bankhead-Kendal, cirujana oriunda de Texas, aseguró recientemente que los pulmones de individuos que padecieron COVID-19 quedan más debilitados a comparación de los pulmones de personas con tabaquismo severo.

"Los pulmones post-COVID se ven peor que cualquier tipo de pulmón de fumador terrible que hayamos visto. Y colapsan. Y se coagulan. Y la dificultad para respirar persiste ... y sigue…", tuiteó Bankhead-Kendal.

La doctora, profesor asistente de cirugía en la Texas Tech University, en Lubbock, ha tratado a miles de pacientes desde que comenzó la pandemia en marzo.


Ella dice que los pacientes que han tenido síntomas de COVID-19 muestran una radiografía de tórax severa cada vez, y aquellos que estaban asintomáticos muestran una radiografía de tórax severa entre el 70% por ciento y el 80 por ciento de las veces.

"Todavía hay personas que dicen 'Estoy bien. No tengo ningún problema', y cuando les haces una radiografía de tórax, absolutamente tienen una radiografía de tórax mala", comentó a CBS News.

En las fotos de rayos X de un pulmón normal, un pulmón de fumador y un pulmón COVID-19, que Bankhead-Kendall compartió con dicho medio, los pulmones sanos están limpios. En el pulmón del fumador, las líneas blancas son indicativas de cicatrización y congestión, mientras que el pulmón COVID-19 está lleno de blanco.

"O verás muchas de esas cicatrices blancas y densas o las verás en todo el pulmón. Incluso si no sientes problemas ahora, el hecho de que eso esté en la radiografía de tu tórax - seguro es indicativo de que posiblemente tengas problemas más adelante ", dijo.


El doctor Amesh Adalja, experto en enfermedades infecciosas e investigador principal de la Facultad de Salud Pública Bloomberg de la Universidad Johns Hopkins, dijo a CBS News que algunos pacientes con COVID-19 grave podrían sentir el impacto en los próximos años.

"Cuando alguien se recupera de una neumonía, ya sea una neumonía bacteriana o una neumonía viral, las radiografías de tórax tardarán algún tiempo en mejorar. Las radiografías de tórax retrasan su mejoría clínica. Por lo tanto, es posible que usted esté mejor, pero su pecho Los rayos X todavía se ven mal ", aclaró.

"Y sabemos que las personas con COVID-19 pueden contraer una neumonía grave, y parte de esa neumonía provocará daños en los pulmones que tardarán en sanar. Y parte puede ser permanente", continuó.

Dijo que las posibles consecuencias para la salud a largo plazo son otra razón por la que las personas deberían tomar en serio las advertencias sobre la enfermedad.

"No es algo de lo que puedas ignorar. Esto no es algo que quieras tener. Porque incluso si sobrevives, es posible que te quedes con algunas complicaciones graves que te hagan muy difícil volver a tu funcionamiento inicial", aseveró.

Bankhead-Kendall detalló que es importante que, si tiene dificultad para respirar después de que desaparezca el COVID-19, se mantenga en contacto con su médico de atención primaria.

Ella también señala, "No hay una implicación a largo plazo de una vacuna que pueda ser tan mala como las implicaciones a largo plazo del COVID-19".

Te puede interesar: