Primer ministro turco llama a la calma tras días de protestas
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Primer ministro turco llama a la calma tras días de protestas

COMPARTIR

···
Mundo

Primer ministro turco llama a la calma tras días de protestas

03/06/2013
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 

Reuters

El primer ministro turco, Tayyip Erdogan, llamó el lunes a la calma, después de un fin de semana de intensas protestas antigubernamentales, y pidió al pueblo que no se deje provocar por las manifestaciones que dijo habían estado organizadas por "elementos extremistas".

"Mantengan la calma, todo esto se superará", dijo Erdogan en una rueda de prensa en el aeropuerto de Estambul antes de su salida prevista a una visita oficial a Marruecos.

Decenas de miles de personas tomaron las calles en las principales ciudades de Turquía durante el fin de semana y se enfrentaron con la policía antidisturbios, que utilizó gases lacrimógenos contra los manifestantes, dejando a cientos de personas heridas.

Las calles estaban más calmadas la mañana del lunes después de una noche de enfrentamientos y ruidosas protestas en Estambul, Ankara y otras ciudades.

Los disturbios se desencadenaron por las protestas contra unos planes del Gobierno para reconstruir la Plaza Taksim de Estambul, un lugar emblemático de manifestaciones masivas durante mucho tiempo, pero se ampliaron en una muestra de desafío mayor contra el Partido Justicia y Desarrollo (AKP, en sus sigla en inglés), de raíces islamistas.

"Esta es una protestas organizada por elementos extremistas", dijo Erdogan.

"El hecho de que el Partido AK haya aumentado sus votos en tres elecciones consecutivas y haya ganado dos referendos, demuestra cómo la gente de esta nación ha apoyado al Partido AK", dijo.

Manifestantes se enfrentaron con la policía antidisturbios el lunes a primera hora con algunos incendiando oficinas del gobernante Partido AK mientras las peores protestas antigubernamentales en años entraban en su cuarto día.