¿Por qué en Suiza un 'Me gusta' de Facebook se puede convertir en un delito?
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Por qué en Suiza un 'Me gusta' de Facebook se puede convertir en un delito?

COMPARTIR

···
menu-trigger

¿Por qué en Suiza un 'Me gusta' de Facebook se puede convertir en un delito?

bulletEl tribunal supremo dictaminó que usar este botón para distribuir material antisemita o de derecha podría convertirse en un delito si la información se distribuye a terceros.

Bloomberg / Hugo Miller
20/02/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Usar el botón de “Me gusta” o “Compartir” de Facebook para distribuir material antisemita o de derecha podría ser un delito si la información se termina distribuyendo a terceros, dictaminó el tribunal supremo de Suiza.

El Tribunal Federal Suizo ratificó una multa impuesta a un hombre por “difamación reiterada” por parte de un tribunal de Zúrich, y dictaminó que “activar los botones de 'Me gusta' y 'Compartir' en Facebook puede mejorar la visibilidad y, por tanto, contribuir a la difusión dentro de la red social de cierto contenido”.

En el caso que se está juzgando, el contenido compartido y señalado llegó a personas que no formaban parte del círculo del autor original, lo que significa que el individuo fue responsable de una distribución más amplia del contenido de derecha y antisemita, dijo el tribunal.

La corte suiza hizo hincapié en que se debe examinar caso por caso para determinar el impacto de la acción de compartir, pero la decisión es un posible golpe a una de las herramientas más emblemáticas de Facebook.

El gigante de las redes sociales creado por Mark Zuckerberg en su dormitorio de residencia universitario hace 15 años, se ha convertido en el blanco de los reguladores de privacidad en ambos lados del Atlántico y se enfrenta a acusaciones de que permite la circulación de información falsa en su plataforma.

Una portavoz de Facebook no quiso hacer comentarios.

El tribunal de Zúrich debe tomar una nueva decisión sobre si los comentarios del individuo eran realmente difamatorios y estaban llenos de odio “porque hasta ahora se había negado incorrectamente al acusado la oportunidad de demostrar la realidad de las acusaciones en cuestión”, dijo el tribunal federal.