menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Policía intercepta bombas contra exvicepresidente Biden y Robert De Niro

COMPARTIR

···
menu-trigger

Policía intercepta bombas contra exvicepresidente Biden y Robert De Niro

bulletLa policía dijo que el paquete interceptado en Nueva York es similar a las otras bombas; la novena y décima supuesta bomba fue interceptada en una oficina postal del condado de New Castle.

AP Reuters
25/10/2018
Actualización 25/10/2018 - 14:29
Nueva York
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

WASHINGTON/NUEVA YORK.- Dos supuestas bombas más fueron halladas en la mañana de este jueves en Nueva York y Delaware, mientras se intensifica la búsqueda del responsable del envío de paquetes sospechosos a destacados demócratas y a CNN, a menos de dos semanas de unas elecciones que podrían cambiar el panorama político en Estados Unidos.

La policía indicó que el paquete interceptado en Nueva York es similar a las otras bombas y estaba dirigido al actor Robert De Niro, que ha protagonizado duros ataques verbales contra el presidente Donald Trump este año.

Las autoridades descubrieron también un noveno paquete dirigido al exvicepresidente Joe Biden en una oficina postal del condado de New Castle, Delaware, informó CBS citando a agentes federales.

Después, la Oficina Federal de Investigaciones (FBI por sus siglas en inglés) informó que se trataron de dos paquetes enviados a Biden -quien aseguró una vez que se habría peleado con Trump si estuvieran en la secundaria-.

La investigación de las 10 bombas caseras se está centrando en Florida, dijo una fuente de las fuerzas de seguridad federales.

Se cree que todos los paquetes sospechosos pasaron en algún momento por el Servicio Postal de Estados Unidos, indicó la fuente. Muchos tenían en el remitente la dirección de la oficina de Florida de la legisladora Debbie Wasserman Schultz, expresidenta del Comité Nacional Demócrata, según el FBI.

Exámenes de rayos X determinaron que el paquete dirigido a De Niro contenía un dispositivo parecido a los enviados a otros dirigentes demócratas o entidades que se oponen a la presidencia de Trump.

Las bombas, cada una con una pequeña batería, medían algo más de 15 centímetros y estaban llenas de polvo y fragmentos de vidrio, dijo una fuente policial que vio imágenes tomadas con rayos X y habló bajo la condición de anonimato por tratarse de una investigación en desarrollo.

La fuente dijo que los artefactos fueron fabricados con tubos de PVC y cubiertos con cinta negra.

Ninguno de los artefactos explotó y no se reportaron heridos, pero algunos destacados demócratas calificaron las amenazas como un síntoma del estilo rudo de retórica política promovida por Trump, que también condenó los actos.

Ante ello, la secretaria de prensa de la Casa Blanca Sarah Huckabee Sanders, señaló que “es una vergüenza” decir que el presidente es responsable por el ambiente de tensión.

“Hay una diferencia entre las palabras que se expresan y las acciones que se toman”, dijo Sanders en reunión con reporteros.

Sanders comentó que Trump no es el responsable del envío de paquetes con explosivos de la misma manera que el senador Bernie Sanders no es responsable de que uno de sus seguidores haya disparado contra un partido de béisbol entre legisladores republicanos en Virginia el año pasado.

El responsable de ese ataque, James Hodgkinson, había expresado en las redes sociales que perpetró el acto debido a sus opiniones políticas.

En un mitin en Wisconsin en la noche del miércoles, Trump llamó la atención sobre "lo bien que me estoy portando hoy", pero en la mañana de este jueves atacó de nuevo a los medios.

"Una parte muy grande el Enojo que estamos viendo en nuestra sociedad está causada por los reportes deliberadamente falsos e imprecisos de los Medios Tradicionales a los que me refiero como 'Fake News' (noticias falsas)", escribió en Twitter.

"Esto se ha vuelto tan malo y odioso que va más allá de lo que se puede describir. Los Medios Tradicionales deben cambiar su comportamiento, ¡RÁPIDO!", añadió.

Todos los objetivos de los envíos reciben ataques de forma habituales de críticos de derechas, incluido el expresidente Barack Obama, la exsecretaria de Estado y excandidata presidencial demócrata Hillary Clinton y el exfiscal general Eric Holder.