Policía brasileña allana domicilio de ministro por corrupción
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Policía brasileña allana domicilio de ministro por corrupción

COMPARTIR

···
menu-trigger

Policía brasileña allana domicilio de ministro por corrupción

bulletGilberto Kassab podría haber recibido 54 millones de reales cuando se desempeñaba como alcalde de Sao Paulo y como diputado federal.

AP
19/12/2018
Actualización 19/12/2018 - 10:27
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

RIO DE JANEIRO.- La Policía Federal allanó este miércoles el domicilio de Gilberto Kassab, actual ministro de Ciencia y Tecnología del gobierno de Michel Temer, apuntado por haber recibido millonarios sobornos de la empresa alimenticia JBS cuando se desempeñaba como alcalde de Sao Paulo, entre 2010 y 2016.

Durante el procedimiento, la PF decomisó 300 mil reales en efectivo (unos 80 mil dólares), confirmó un agente de la fuerza que mantuvo su nombre en reserva por no estar autorizado a difundir la información.

Para la justicia, existen sospechas de que el ministro pudo haber recibido 54 millones de reales (unos 13.8 millones de dólares) a cambio de defender los intereses de la compañía y otorgarle beneficios cuando se desempeñaba como alcalde de Sao Paulo y como diputado federal.

La operación, que incluye en total seis mandatos de allanamientos en los estados de Sao Paulo y Rio Grande del Norte, se produce luego de un pedido hecho por la procuradora general, Raquel Dodge, al Supremo Tribunal Federal.

Además de inmuebles de Kassab, los federales requisaron domicilios del gobernador de Río Grande del Norte, Robinson Faria, y de su hijo, Fábio Faria, integrantes del Partido Social Demócrata (PSD), el mismo que Kassab. Sin embargo, no fueron divulgados más detalles sobre la situación de Faria.

El allanamiento en la residencia de Kassab, en la ciudad de Sao Paulo, se fundamenta en las declaraciones del dueño de la compañía alimenticia JBS, Wesley Batista, y del ejecutivo Ricardo Saud, quienes están en un régimen de colaboración premiada con la justicia y confesaron el pago de estos sobornos, según un comunicado de la Procuraduría General.

De acuerdo con la Fiscalía General, existieron dos tipos de pagos. Por un lado, Kassab habría recibido una mensualidad de JBS entre 2010 y 2016 para defender los intereses de la compañía. Para viabilizar el pago, la compañía habría firmado un contrato ficticio de prestación de servicios con una empresa de transporte que poseía relación con J&F, una de las empresas que controla al grupo JBS.

Por otro lado, en 2014, la empresa alimenticia habría comprado al apoyo del Partido Social Demócrata -presidido por Kassab en ese entonces- para que apoyase al Partido de los Trabajadores que presentaba la candidatura de Dilma Rousseff en la disputa presidencial. En este caso, los pagos se habrían hecho mediante donaciones de campaña y entrega de dinero en especie.

La procuradora Dodge dijo que están siendo investigados los delitos de corrupción pasiva y falsedad ideológica electoral.

“A lo largo de todos mis años de vida pública no hay nada que me comprometa. Estoy a disposición de la Justicia”, se defendió Kassab, en diálogo con el sitio de noticias G1.

El 9 de noviembre la Policía Federal arrestó a Joesley Batista, ex directivo de la compañía, una de las mayores alimenticias del mundo, como parte de una investigación por corrupción e irregularidades entre 2014 y 2015 en el ministerio de Agricultura.

Sin embargo, sólo tres días después el Supremo Tribunal de Justicia ordenó liberarlo ya que consideró que la antigüedad de los hechos y la predisposición a colaborar no justificaban su prisión.

Ejecutivos de la JBS han testificado ante la justicia que la compañía pagó sistemáticamente sobornos en los últimos años a cambio de favores políticos, incluyendo al presidente Michel Temer. Temer niega haber hecho nada ilegal.

El testimonio de Batista ha sido clave en la condena del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva.