Pistorius llora tras ser acusado de asesinar a su novia
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Pistorius llora tras ser acusado de asesinar a su novia

COMPARTIR

···
Mundo

Pistorius llora tras ser acusado de asesinar a su novia

15/02/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Reuters
 
Johannesburgo.- El atleta sudafricano Oscar Pistorius, un doble amputado que se convirtió en una de las grandes figuras del deporte mundial, lloró este viernes 15 de febreo en un tribunal tras ser acusado de asesinar a su novia en su casa.
 
Vestido con un traje oscuro, la estrella olímpica y paralímpica de 26 años compareció agachando la cabeza ante el magistrado Desmond Nair y escuchó la acusación de asesinar a la modelo y graduada en Derecho Reeva Steenkamp.
 
Entonces comenzó a llorar y se tapó la cara con las manos.
 
El caso ha conmocionado a una nación que lo venera por vencer a la adversidad para competir al máximo nivel con atletas sin discapacidad.
 
Los fiscales dijeron al tribunal que el asesinato fue premeditado. En caso de ser declarado culpable, Pistorius podría ser condenado a cadena perpetua.
 
El atleta no hizo una declaración, pero un comunicado de su familia y de su agente londinense dijo que el cargo será rebatido "en los términos más contundentes posibles".
 
"(Pistorius) ha dejado muy claro que quiere enviar sus mayores condolencias a la familia de Reeva", dijo el comunicado, con el primer mensaje atribuido a él desde su arresto.
 
Steenkamp fue hallada muerta en la casa del atleta en Pretoria a primera hora del jueves. El diario Beeld dijo que había recibido 4 disparos: en la cabeza, pecho, pelvis y una mano.
 
"Los guardias de seguridad encontraron a Pistorius junto al cuerpo de Steenkamp en el baño", dijo el periódico en su web citando a un vecino.
 
Ícono conmovido
 
Los periódicos sudafricanos llevaron el asesinato a sus portadas, relegando el discurso del presidente Jacob Zuma sobre el Estado de la Nación a un lejano segundo plano.
 
La cobertura reflejó la conmoción y abatimiento por la caída de un héroe deportivo que había acaparado un respeto poco habitual en todos los sectores de Sudáfrica, a menudo dividida por cuestiones de raza.