Mundo

Piden renuncia del gobernador de Nueva York; Cuomo dice que 'no hay forma' de que se vaya

Esto ocurre en medio de las crecientes acusaciones de conducta sexual indebida contra Andrew Cuomo.

Los dos demócratas de mayor rango en la legislatura de Nueva York retiraron el domingo su apoyo al gobernador del estado, Andrew Cuomo, en medio de las crecientes acusaciones de conducta sexual indebida que enfrenta el mandatario estatal y señalamientos de que la cifra divulgada de decesos en asilos de ancianos de la entidad fue menor al total real.

La líder de la mayoría en el Senado de Nueva York, Andrea Stewart-Cousins, se convirtió en la primera demócrata de alto rango en el estado en decir que el gobernador, en su tercer periodo en el cargo, debería renunciar.

Por otra parte, el presidente de la Asamblea de la entidad, Carl Heastie, no exigió abiertamente la dimisión de Cuomo, pero declaró en un comunicado que "es hora de que el gobernador sopese seriamente si puede atender de manera efectiva las necesidades del pueblo de Nueva York".


Tanto el Senado de la entidad como la Asamblea conforman la Legislatura del estado de Nueva York.

El sábado, otras dos mujeres que trabajaron con Cuomo lo acusaron públicamente de comportamiento inapropiado, sumándose a señalamientos similares en semanas recientes.

"Cada día hay una nueva versión que está distrayendo de la labor de gobierno", dijo Stewart-Cousins en un comunicado. "Nueva York sigue en medio de esta pandemia y aún enfrenta los impactos sociales, económicos y de salud que ha dejado. Necesitamos gobernar sin distracciones diarias. Por el bien del estado, el gobernador Cuomo debe renunciar".

La legisladora exigió su renuncia poco después de una conferencia de prensa en la que el gobernador manifestó que sería "antidemocrático" que dejara el cargo.

"No hay forma de que renuncie", comentó Cuomo a los reporteros.

"No pueden invalidar la voluntad del pueblo, no les corresponde invalidar las elecciones", puntualizó. "Fui elegido por el pueblo del estado de Nueva York. No fui elegido por políticos".

En una breve conversación telefónica antes de la conferencia de prensa, Cuomo le dijo a Stewart-Cousins que no dejaría el cargo y que tendrían que llevarlo a juicio político si querían destituirlo, según una persona al tanto de la conversación y que habló con la agencia AP bajó la condición de guardar el anonimato porque se trató de una conversación privada.

Cuomo señaló que los próximos seis meses serán determinantes para ver qué tan airoso logra salir Nueva York de la pandemia de coronavirus.

"No me distraerán porque hay mucho por hacer para el pueblo", comentó, resaltando que el estado debe aprobar un presupuesto en un plazo de tres semanas y aplicar 15 millones de vacunas más contra el COVID-19.

Trump le pone un 'estate quieto' a los republicanos: Pide que no usen su nombre sin permiso