menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Quién es Jeanine Áñez, la opositora que se autoproclamó presidenta interina de Bolivia?

COMPARTIR

···
menu-trigger

¿Quién es Jeanine Áñez, la opositora que se autoproclamó presidenta interina de Bolivia?

bulletLa segunda vicepresidenta del Senado de Bolivia asumió este martes como presidenta interina de su país luego de la renuncia de Evo Morales el domingo.

Redacción
12/11/2019
Actualización 12/11/2019 - 18:52
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La senadora Jeanine Áñez se declaró la tarde de este martes presidenta interina de Bolivia con el fin de “pacificar el país” luego de que la Asamblea Legislativa no lograra el quórum suficiente para sesionar.

Se trata de la segunda vicepresidenta del Senado quien deberá llamar a elecciones en un plazo máximo de noventa días, de acuerdo con las leyes de Bolivia, tras la renuncia de Morales.

De acuerdo con el sitio web del Senado de Bolivia, Jeanine Áñez nació el 13 de agosto de 1967 en Beni. Pertenece a la Unidad Demócrata del Senado y ha sido miembro del Comité Ejecutivo Nacional del Movimiento Demócrata Social.

También fue directora de Totalvisión, un medio de comunicación boliviano.

Áñez es licenciada en Ciencias Jurídicas y Derecho. Entre 2006 y 2008 participó en la redacción de la nueva Constitución de Bolivia, como asambleísta constituyente.

En el 2010 fue elegida como senadora por el partido del Plan Progreso para Bolivia.

Hasta el domingo 11 de noviembre y desde enero de 2006, Bolivia fue gobernada por Evo Morales, quien se disponía a iniciar un nuevo mandato tras la elección del 20 de octubre.

Evo Morales, el vicepresidente Álvaro García Linera, la presidenta del Senado Adriana Salvatierra y el jefe de Diputados Víctor Borda, renunciaron a sus cargos, por lo que al frente del Ejecutivo quedó Jeanine Áñez, quien fuera la segunda vicepresidenta de la Cámara de Senadores.

Luego de autoproclamarse mandataria interina, Áñez ingresó al viejo Palacio de Gobierno con una Biblia en la mano, aunque nadie le tomó juramento. Una vez ahí pidió un minuto de silencio para los cuatro muertos durante las protestas y llamó a las Fuerzas Armadas a ayudar a pacificar el país.

Con información de Notimex*