Pelosi propone aplazar pago de rentas, hipotecas y créditos ante emergencia por COVID-19
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Pelosi propone aplazar pago de rentas, hipotecas y créditos ante emergencia por COVID-19

COMPARTIR

···
menu-trigger

Pelosi propone aplazar pago de rentas, hipotecas y créditos ante emergencia por COVID-19

bulletLa líder demócrata de la Cámara de Representantes también propuso apoyos fiscales y económicos a aerolíneas, así como a pequeñas y medianas empresas.

Bloomberg /Erik Wasson y Laura Davison
23/03/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, dio a conocer un plan de estímulo económico de 2.5 billones de dólares para atender la emergencia del coronavirus.

Lo anterior, en un intento por sacar adelante las negociaciones entre republicanos y demócratas, luego de que este lunes se estancó en el Senado la aprobación de una medida económica para atender la emergencia sanitaria, lo cual provocó una venta masiva en los mercados de acciones de Estados Unidos.

El proyecto de ley de mil 400 páginas de Pelosi tendría amplias implicaciones para el sector financiero.

En primer lugar, obligaría a los prestamistas a otorgar un aplazamiento temporal de los pagos de hipotecas y automóviles y las facturas de tarjetas de crédito.

Ordenaría a la Reserva Federal, a su vez, a que brinde liquidez a los administradores de préstamos para permitir que los prestatarios dejen de pagar sus hipotecas por hasta 360 días.

Los residentes de viviendas públicas obtendrían una suspensión temporal del pago del alquiler, y los prestatarios de préstamos estudiantiles tendrían 10 mil de deuda perdonada.

Los informes negativos de crédito al consumidor se detendrían. Las ejecuciones hipotecarias y los desalojos también serían prohibidos.

Actualmente no hay planes para que los miembros de la Cámara de Representantes regresen a Washington para votar sobre el proyecto de ley, y la propuesta parece ser una lista de demandas que los demócratas quieren que se incluyan en el proyecto de ley del Senado.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y el líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, pasaron gran parte del lunes negociando a puerta cerrada la propuesta del Senado, presentada inicialmente la semana pasada.

"El secretario Mnuchin acaba de salir de mi oficina", expuso Schumer en el Senado poco después de que los demócratas de la Cámara presentaran su proyecto de ley. "Vamos a trabajar en la noche".

Los demócratas bloquearon este lunes el segundo intento del líder de la mayoría del Senado, el republicano Mitch McConnell, en una votación de procedimiento para avanzar en su plan de 1.8 billones de dólares para atender la emergencia, diciendo que su programa de préstamos para empresas carece de transparencia y supervisión.

Los inversores y los estadounidenses están presionando a los políticos con el objetivo de que proporcionen medidas concretas para responder a los riesgos para la salud y las consecuencias económicas que generará el coronavirus.

Los demócratas dicen que todavía no están satisfechos con los cambios al proyecto de ley republicano del Senado. La decisión de la Cámara de introducir una contrapropuesta corre el riesgo de retrasar aún más el proceso.

La Cámara de Representantes y el Senado tendrían que aprobar la misma versión del proyecto de ley antes de enviarlo al presidente Donald Trump para su firma.

Pagos individuales

El proyecto de ley de la Cámara de Representantes requeriría que las empresas que reciban asistencia federal restrinjan el pago a los altos ejecutivos, prohíban los llamados "pagos en paracaídas de oro" para los ejecutivos que salen, suspendan las recompras de acciones y los pagos de dividendos, paguen un salario mínimo de 15 dólares y mantengan su fuerza laboral y cualquier acuerdo sindical.

Según el proyecto de ley de la Cámara, elaborado por los demócratas, todas las personas con un número de Seguro Social, incluidos los jubilados y los desempleados, recibirían mil 500 de dólares, en comparación con los mil 200 establecidos en el proyecto de ley del Senado elaborado por los republicanos.

La legislación autorizaría, además, a la Reserva Federal a comprar bonos del gobierno estatal y local para reforzar los recursos necesarios para combatir el brote de coronavirus. El proyecto de ley de la Cámara también enviaría 60 mil millones a escuelas y universidades.

Mejoras del Partido Republicano

Los republicanos denunciaron el proyecto de ley de los demócratas de la Cámara de Representantes como una lista de deseos, señalando que incluye disposiciones sobre elecciones federales, salarios mínimos, regulaciones sindicales y cambio climático que los demócratas han defendido durante mucho tiempo.

"El bazar aparentemente está abierto al otro lado", dijo McConnell en el del Senado.

El proyecto de ley crearía un requisito nacional para que los estados permitan la votación anticipada y la votación por correo en casos de emergencia nacional, y evitaría que Trump emita nuevas regulaciones financieras durante la emergencia del coronavirus.

El plan de la Cámara dirigiría a las aerolíneas que reciben asistencia para compensar sus emisiones de carbono y reducirlas en un 50 por ciento para 2050.

Proporcionaría subsidios para el desarrollo de combustibles de aviación sostenibles y permitiría al Departamento de Transporte comprar aviones ineficientes si las aerolíneas se comprometen a comprar nuevas versiones y más eficientes de combustible.

La propuesta de los demócratas asignaría 37 mil millones en subvenciones a las aerolíneas y 3 mil millones a los contratistas de las aerolíneas para mantener a los trabajadores en su empleo, mientras que el proyecto de ley republicano solo ofrece préstamos.

Airlines for America, un grupo de cabildeo de las mayores aerolíneas estadounidenses, solicitó al menos 29 mil millones en subvenciones para salvar empleos.

Las aerolíneas también serían elegibles para préstamos de hasta 21 mil millones bajo el plan demócrata de la Cámara. El rescate del Senado proporcionaría 50 mil millones en préstamos para transportistas de pasajeros más otros 8 mil millones para transportistas de carga, pero no ofrecería subvenciones.

Para las pequeñas empresas, el plan Pelosi desbloqueará préstamos, subvenciones y suspensiones de impuestos sobre la nómina para ayudar a mantener a los trabajadores empleados.