París quiere su propio 'Central Park' 5 veces más grande que el de NY
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

París quiere su propio 'Central Park' 5 veces más grande que el de NY

COMPARTIR

···
menu-trigger

París quiere su propio 'Central Park' 5 veces más grande que el de NY

bulletEs el mayor proyecto ambiental propuesto en la capital francesa y, cuenta con apoyo para asegurar que el bosque madurará dentro de tres a cinco décadas.

bulletContará con senderos para caminatas, un centro ecuestre, áreas de conservación, estacionamientos públicos y miradores.

Redacción
05/03/2018
Actualización 05/03/2018 - 21:11
París ha intentado instalar más espacios verdes orientados a los peatones en la ciudad.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La ciudad de París está planeando construir un nuevo bosque en la llanura en Pierrelaye-Bessancourt, un suburbio a 29 kilómetros de la capital francesa. Sin embargo, el proyecto se ha enfrentado a muchos obstáculos, sobre todo a los que cuestionan cuál sería el mejor uso para esas tierras.

El proyecto lleva 15 años en papel y este año ya cuenta con apoyo suficiente para asegurar que el bosque urbano -cinco veces el tamaño del Central Park de Nueva York- madurará en cuestión de tres a cinco décadas, poco antes de 2068.

El plan denominado SMAPP, en donde se plantarían al menos un millón de árboles, limita con las carreteras y está cerca del río Sena. Durante el siglo XX, Pierrelaye-Bessancourt fue utilizado como un vertedero de aguas residuales.

París reforzó constantemente su compromiso por transformar espacios urbanos para enfrentar los efectos del cambio climático. Ahora quiere convertir a Pierrelaye-Bessancourt en un bosque exuberante, pero para que los árboles alcancen su madurez, tomaría de 30 a 50 años.

El bosque contará con senderos para caminatas, un centro ecuestre, áreas de conservación, estacionamientos públicos y miradores. Es el proyecto ambiental más grande al que se ha abocado París, y uno de los más ambiciosos del mundo.

El bosque crearía un hábitat para las plantas y la vida silvestre. También ayudaría a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. El sitio estaría relativamente libre de automóviles, lo que también contribuye en gran medida a las emisiones de carbono.

En los últimos años, París ha intentado instalar más espacios verdes orientados a los peatones en la ciudad. Por ejemplo, un nuevo parque sin coches a lo largo del río Sena, se inauguró en el verano de 2016.

El plan de dedicar una franja tan grande de tierra a un bosque en lugar de un desarrollo que generaría dinero es ciertamente ambicioso. Pero también señala un movimiento urbano en crecimiento para ecologizar las ciudades del mundo.

En la última década, Chicago ha invertido cientos de millones de dólares para revitalizar y construir más parques en la ciudad. Y en 2015, Singapur construyó El Gardens by the Bay, que integra una rica fusión entre la naturaleza, la tecnología y la gestión medioambiental: estructuras con más de 15o mil plantas que recolectan energía solar.

En México, recientemente un oledoucto se convirtió en un parque público de 12 kilómetro de largo, que se ha convertido en uno de los espacios verdes urbanos más extraordinarios de América Latina: La Línea Verde, que pasa a través de 90 barrios.