Oposición siria no logra formar gobierno de transición
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Oposición siria no logra formar gobierno de transición

COMPARTIR

···
menu-trigger
Mundo

Oposición siria no logra formar gobierno de transición

bullet

21/01/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Reuters
 
 
Estambul.- Los líderes de la oposición siria dijeron que no habían logrado formar un Gobierno de transición para que administre las áreas en manos de los rebeldes, un nuevo revés para sus esfuerzos de presentar una alternativa creíble al mandato del presidente Bashar al-Assad.
 
 
La Coalición Nacional Siria (SNC, por su sigla en inglés) dijo en un comunicado que un comité de 5 miembros presentaría propuestas para formar un Gobierno dentro de 10 días, luego de que las conversaciones en un hotel de Estambul terminaron sin un pacto sobre un primer ministro interino.
 
 
La formación de un Gobierno es considerada una amenaza para algunos miembros de la SNC, especialmente para los Hermanos Musulmanes, que perderían influencia si un cuerpo ejecutivo menor fuera elegido.
 
 
Las negociaciones en Estambul, el segundo intento de la oposición por formar un Gobierno, sólo han destacado las divisiones dentro de la coalición y puesto en riesgo el respaldo para el grupo formado hace 2 meses en Qatar con apoyo de Occidente y los países del Golfo Pérsico.
 
 
Los problemas de poder dentro de la coalición de 70 miembros han minado los esfuerzos por formar un Gobierno de transición, incluso cuando Siria se está sumergiendo cada vez más en un conflicto sectario entre la mayoría suní y la secta minoritaria alauita de Assad, que es una rama del Islam chií.
 
 
"Este es un gran golpe para la revolución contra Bashar al-Assad", dijo uno de los líderes de la oposición que asistió al encuentro pero que no quiso ser nombrado porque opera oculto en Siria.
 
 
El líder señaló que la mitad de la SNC se opuso a la idea de un Gobierno de transición, incluso después de que el grupo abandonó una normativa previa que estipulaba que los miembros de la coalición no podrían servir en el Gobierno.
 
 
La coalición, dominada por islamistas y sus aliados, indicó en su comunicado que su comité consultaría a las fuerzas de la oposición, al Ejército de Siria Libre y a los estados amigos sobre los compromisos políticos y financieros necesarios para conformar un Gobierno viable.
 
 
Fuentes cercanas a las negociaciones dijeron el domingo que el presidente de la SNC, Moaz Alkhatib, había viajado a Qatar para garantizar promesas de ayuda financiera para un Gobierno de transición en las zonas en poder de los rebeldes.
 
 
Avances rebeldes
 
 
Los insurgentes han tomado control sobre vastos territorios de Siria en su enfrentamiento con las fuerzas de Assad, pero el fracaso de la oposición para brindar servicios básicos, los crecientes reportes de indisciplina y saqueos por parte de los combatientes rebeldes han minado el respaldo público a su causa.
 
 
Naciones Unidas dijo que al menos 60,000 personas han muerto en los 22 meses que lleva en conflicto en Siria y que muchos temen que potencias regionales rivales puedan ser arrastradas a la crisis si una eventual salida de Assad dejara a Siria dividida entre suníes y chiíes.
 
 
Esta división se ha estado profundizando desde que comenzaron las revueltas de la llamada Primavera Arabe en Túnez hace dos años, que produjeron el derrocamiento de dictadores en cuatro países árabes y dieron lugar al surgimiento político de los islamistas.
 
 
Con pocas esperanzas inmediatas de un acuerdo internacional para remover a Assad de su cargo, cualquier primer ministro nombrado por la coalición tendría que ser aceptado por los rebeldes que han estado obteniendo triunfos en el terreno pese a la enorme potencia aérea de las fuerzas del Gobierno sirio.
 
 
Nombrar un Gobierno de transición era parte del acuerdo original bajo el cual se formó la coalición de la oposición el año pasado.
 
 
Pero fuentes de la oposición afirman que algunos desconfían de las potencias occidentales y creen que están influyendo en la formación de un Gobierno de oposición que negociará con Assad para mantener intacto al Estado de línea dura controlado por una minoría.
 
 
El único nombre que se oyó en el encuentro de Estambul como posible primer ministro de transición fue el de Riad Hijab, un expremier sirio y funcionario de mayor rango que ha desertado de las líneas de Assad desde que surgió la revuelta en Siria en marzo del 2011.