Mundo

Obama tuvo 32 tiroteos y nadie dijo nada: Trump

En vísperas de sus visitas a El Paso y Dayton, el presidente de EU se defendió de los calificativos de racista y cuestionó la posición de su antecesor.

En vísperas de sus visitas a El Paso y Dayton, Donald Trump, presidente de Estados Unidos, se defendió de los calificativos de racista y cuestionó la posición de su antecesor Barack Obama al respecto.

En un tuit recordó que el demócrata "tuvo 32 tiroteos masivos y nadie le dijo nada o que estaba fuera de control", y añadió que esos hechos ocurren desde antes de que el republicano fuera presidente.

También afirmó que la elección presidencial está a la vuelta de la esquina y ellos (sus opositores) quieren mantener la narrativa racista acerca de él. "Pero yo soy la persona menos racista. ¡El desempleo entre negros, hispanos y asiáticos es el más bajo en la historia" del país, acotó.

Las autoridades de la ciudad de El Paso, Texas, abrieron un centro de duelo para ayudar a que las personas superen el tiroteo ocurrido el fin de semana en un centro comercial, en el que 22 personas, casi todas con apellidos latinos, fallecieron y muchas más resultaron heridas.

El centro abrió un día antes de la visita programada de Trump a la ciudad, para disgusto de algunos demócratas y otros residentes que dicen que su dura retórica ha propiciado el odio contra los migrantes que pudo haber motivado el ataque del sábado.

Se prevé que el mandatario también visite Dayton, Ohio, donde otro agresor mató a tiros a nueve personas e hirió a varias más, en un ataque ocurrido horas después de la masacre de El Paso.

En tanto, en Baton Rougue, Louisiana, se registraron disparos al interior de un centro comercial, pero las autoridades descartaron que se trate de un tiroteo masivo. Al parecer era dos trabajadores del lugar que estaban molestos.

Asimismo en la Universidad de Harvard, estado de Massachusetts, la policía detuvo a un hombre armado, sin pasar a mayores.

Mientras la oficina de Derechos Humanos de Naciones Unidas demandó a las autoridades de todo el mundo evitar animar el discurso de odio contra minorías como los migrantes y los homosexuales.