Obama busca apoyo de senadores en reforma migratoria
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Obama busca apoyo de senadores en reforma migratoria

COMPARTIR

···
Mundo

Obama busca apoyo de senadores en reforma migratoria

06/02/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.


AP
 
 
El presidente Barack Obama trataba de convencer a los demócratas de su estrategia para abordar la reforma de inmigración, el control de armas de fuego y una gran cantidad de dilemas fiscales.
 
 
Obama se reunió a puertas cerradas con legisladores de su partido, en el retiro anual de los senadores demócratas en un hotel en Annapolis, Maryland. Los representantes demócratas van a reunirse con el presidente en su propio retiro anual en Leesburg, Virginia.
 
 
La unidad de los senadores de su partido será crucial para las esperanzas de éxito de Obama en el temario ambicioso que ha dispuesto para el inicio de su segundo periodo en el cargo. Casi todos los temas de su agenda enfrentarán una fuerte oposición de los senadores republicanos, por no decir el rechazo aún más poderoso en la cámara baja, controlada por el partido rival.
 
 
El secretario de prensa de la Casa Blanca Jay Carney comentó que la reunión estaba centrada en coordinar lo que están haciendo los senadores demócratas con las gestiones del gobierno para promover las prioridades de Obama.
 
 
Una prioridad de la agenda es la inmigración, sobre la que Carney mencionó que Obama resaltaría el "significativo progreso" conseguido hacia un acuerdo bipartidista. Obama está permitiendo que el Senado encabece el diseño de una legislación integral de inmigración, incluido un sendero a la ciudadanía de aproximadamente 11 millones de inmigrantes sin permiso de estancia en el país, pero está utilizando todo el poder que ofrece la presidencia para pedir a los legisladores que actúen sin demora.
 
 
Un grupo senatorial bipartidista alcanzó un acuerdo sobre los lineamientos de miras amplias de tal reforma, pero permanecen algunas cuestiones difíciles, como un posible programa de trabajadores extranjeros y si se deben aplazar las medidas hacia la ciudadanía hasta que se establezcan ciertas medidas de seguridad fronteriza.