menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

No se trata de 'eternizarse', a los 5 años quería irme a mi casa, pero el pueblo me pidió quedarme: Evo

COMPARTIR

···
menu-trigger

No se trata de 'eternizarse', a los 5 años quería irme a mi casa, pero el pueblo me pidió quedarme: Evo

bullet Al ser cuestionado sobre si es importante la alternancia, la división y la autonomía de poderes, Morales señaló que esta tradición política viene de Estados Unidos.

Redacción
14/11/2019
Actualización 15/11/2019 - 10:04
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El expresidente de Bolivia Evo Morales dijo este jueves que "no se trata de eternizarse", pero que el pueblo pidió que se quedara al frente del Gobierno.

"No se trata de eternizarse, por mí, a los 5 años quería irme a mi casa, pero el pueblo me pide quedarme. Era importante para Bolivia la continuidad y me quedé", afirmó en entrevista con Televisa.

Morales sostuvo que llegó al gobierno de Bolivia "gracias a la verdad o la honestidad, no estoy en el Gobierno por plata sino por la patria, y cuando se presenta la oportunidad para la elección acepté".

"Que me digan que interés político tengo después de 13 años", remató.

Además, refirió que para Bolivia era importante la continuidad para el crecimiento de la nación. "Después de que garantizamos la estabilidad, la continuidad, cómo Bolivia ha cambiado su situación económica", señaló.

Al ser cuestionado sobre si es importante la alternancia, la división y la autonomía de poderes, Morales señaló que esta tradición política viene de Estados Unidos.

Además, dijo que cuando hay un plan a mediano o largo plazo, "entonces nos permitieron estar como estamos, pero lamentablemente lo que hemos construido ahora lo están destruyendo los que siempre han destruido a Bolivia".

Morales describió que para garantizar un proyecto de Gobierno a largo plazo se necesita de "un programa del pueblo y no impuesto por el imperio".

"Programas para los más humildes, nuestro proceso de cambio siempre será para ellos, los grupos oligárquicos siempre están contra eso", apuntó.

Pese a que su gestión arrojó resultados tangibles -dijo- existen otros grupos racistas, fascitas, del sector privatizador, grupos violento, vuelve el odio, "hacen orar para luego gritar 'Evo, cabrón'; pagaron a los vándalos para ir a quemar mesas con sufragios".

Evo Morales descartó verse nuevamente como presidente de Bolivia: "por ahora no, estamos en la etapa de recuperar la democracia y derribar la dictadura".

El político afirmó que logró ganarse la confianza de los empresarios con "posiciones pragmáticas, se necesita ser pragmático para poder gobernar, además de escuchar y atender. Y donde no se puede atender también les digo, 'esto no se puede atender'".

Detalló que al inicio de su gestión no había alta participación del sector empresarial, "últimamente hemos trabajado con la IP, el sector agropecuario para lograr exportaciones de carne, café, soya y quinoa al mercado de China".

"Antes Bolivia solo era primero en pobreza. Lo que hicimos siempre fue trabajando con el pueblo", dijo.

Señaló que garantizar estabilidad política y social no es sencillo por que "a veces me encontraba como sándwich, el sector privado quiere más utilidad, pero el obrero también quiere más incremento salarial. Hay que equilibrar".

Al ser cuestionado sobre si consideraba que hubo un fraude en las elecciones presidenciales del 20 de octubre, Evo Morales no descartó que existieran errores.

"Puede haber errores, somos seres humanos. Pero pedir y que haya fraude, y con fraude ganar, jamás. Vengo de una familia humilde. Mis padres me enseñaron no mentir, no robar. Jamás diría ganaremos con fraude. Puedo entender que haya errores, por eso hicimos auditoría interna (...), ha habido errores pero no fraude. Las interpretaciones técnicas de la OEA, es responsable de tantos muertos ahora (...) tomó decisiones políticas y no técnicas", señaló.

Consideró que el golpe de Estado en Bolivia inició el mismo 20 de octubre, con grupos de delincuentes que llegaron a quemar actas electorales pues él había ganado sobre su rival, Carlos Mesa.

Apuntó que si de algo se arrepentía era de haber equipado a las fuerzas armadas durante su mandato, pues estas habían atacado al pueblo. Indicó que entre el domingo electoral y el domingo en que él renunció, el 10 de noviembre, en las protestas no hubo muertos. Sin embargo esto cambió cuando salió del país, pues a partir del lunes y hasta el miércoles ha habido 10 fallecidos.

Indicó que, no obstante, había recibido información de que no eran todos los elementos en las fuerzas armadas las que atacaban al pueblo, sino solo algunos comandantes. "El pueblo los juzgará".

Con respecto a su decisión de pedir asilo en México y no en otros países como Venezuela o Cuba, comentó que la primera propuesta fue de Paraguay.

"El primer país en ofrecerme fue Paraguay, el segundo, México. De Venezuela no tengo información, aunque el hermano (Nicolás) Maduro siempre ha sido solidario. Cuba no pedí pero sé que me lo daría. Pero sí, cuando llega esta propuesta de asilo a México, encantado, yo sigo convencido, México, el gobierno, su presidente, me salvó la vida", destacó.

Finalmente, aseveró que seguirá haciendo política. Con respecto al cómo, remarcó que hay varios modos de hacerlo pues ha sido presidente, entre ellos aportar organizando o compartiendo su experiencia con nuevas generaciones.

Insistió en que la situación boliviana solo podrá resolverse a través del diálogo y que esperaba que las Naciones Unidas participaran como mediadores. "Si de algo sirve Evo para la pacificación, estaremos ahí".

"La paz no se garantiza con intervención militar, con balas ni con armas. La paz se garantiza respetando la identidad y la dignidad, y sobre todo la soberanía e independencia de un estado", puntualizó.