Mutilación genital afectará a más de 4 millones de niñas en este año, estima la ONU
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Mutilación genital afectará a más de 4 millones de niñas en este año, estima la ONU

COMPARTIR

···
menu-trigger

Mutilación genital afectará a más de 4 millones de niñas en este año, estima la ONU

bulletLa Organización de las Naciones Unidas tiene como meta que esta práctica, que principalmente se realiza en África y Asia, sea eliminada en los próximos diez años.

Notimex
06/02/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La mutilación genital femenina que se práctica en unos 30 países del mundo podría afectar solo en este año a unas 4.1 millones de niñas, en una violación grave a los derechos humanos, aseguró este jueves la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En el marco del Día Internacional de Tolerancia Cero para la Mutilación Genital Femenina, la ONU recordó que se ha planteado la meta de acabar en 2030 con esta práctica denigrante y riesgosa para la salud y la integridad de las mujeres y niñas.

En 2012, la Asamblea General de las Naciones Unidas designó el 6 de febrero para combatir y hacer conciencia en el mundo para ampliar y dirigir los esfuerzos para la eliminación de esta abominable práctica de mutilar a las mujeres y niñas.

Esa práctica origina complicaciones de salud a corto y largo plazo, incluido dolor crónico, infecciones, sangrados, mayor riesgo de transmisión del VIH, ansiedad y depresión, complicaciones durante el parto, infecundidad y, en el peor de los casos, la muerte, afirma la ONU.

Esta práctica se concentra en unos 30 países de África y de Oriente Medio y Asia meridional, así como algunos países asiáticos (India, Indonesia, Irak y Pakistán) y en algunas pequeñas comunidades de América Latina.

Asimismo, persiste en las poblaciones emigrantes que viven en Europa Occidental, en Norte América, Australia y Nueva Zelanda.

"Aunque la práctica se ha mantenido por más de mil años, hay motivos para pensar que se puede acabar con la mutilación genital femenina en una sola generación. Es por ello que Naciones Unidas luchan por su erradicación plena para 2030", argumenta la máxima organizaciones internacional.

En un estudio dado a conocer esta semana por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) se denunció que una de cada cuatro niñas y mujeres víctimas de la mutilación genital femenina, unos 52 millones en todo el mundo, la sufrieron por parte de personal sanitario.

"La mutilación autorizada por el médico sigue siendo una mutilación. Los profesionales sanitarios cualificados que practican la ablación violan los derechos fundamentales, la integridad física y la salud de las niñas", declaró la directora ejecutiva de Unicef, Henrietta Fore.

"La mutilación genital femenina tiene su origen en las desigualdades de género, y el primer paso para finalizarla es cambiar la mentalidad de la gente, dijo Fore.

La agencia de la ONU para la infancia enfatizó que el incremento de la mutilación genital femenina se debe a la creencia errónea de que los peligros de no realizarla son de salud, y no una violación fundamental de los derechos de la niña.

La ablación genital femenina realizada en centros sanitarios, ya sea en una clínica pública o privada, en el hogar o en otro lugar extremadamente común, hace que en Egipto y Sudán casi ocho de cada diez niñas fueron víctimas de esta mutilación por personal médico.

Unicef recordó el rechazo internacional y la condena por parte de la ONU, y del propio gobierno, que provocó la reciente muerte de una niña de 12 años el mes pasado en Egipto. La nación africana prohibió la práctica en 2008 e incrementó la pena por dicha actividad en 2016.

Pese a disminuir su prevalencia en todo el mundo desde hace tres décadas, en los 31 países de los que se dispone de información, al menos 200 millones de niñas y mujeres fueron sometidas a la mutilación genital y 68 millones de niñas corren el riesgo de sufrirla en 2030.

En tanto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó que de atenderse todas las necesidades médicas derivadas de la mutilación genital femenina, los costos sanitarios de su tratamiento ascenderían a unos mil 400 millones de dólares en todo el mundo.