Muertes, hectáreas quemadas y pérdidas millonarias: los números detrás de los incendios en Australia
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Muertes, hectáreas quemadas y pérdidas millonarias: los números detrás de los incendios en Australia

COMPARTIR

···
menu-trigger

Muertes, hectáreas quemadas y pérdidas millonarias: los números detrás de los incendios en Australia

bulletDesde una destrucción por fuego equivalente a 7 veces el tamaño de Singapur hasta la cancelación de vuelos de Qantas Airway y millones de animales muertos. Aquí te damos las cifras tras los incendios forestales.

Bloomberg / Edward Johnson
08/01/2020
Actualización 08/01/2020 - 18:54
Un voluntario del Servicio de Bomberos Rurales de Nueva Gales del Sur durante las operaciones para apagar el fuego.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Australia está bajo el acecho de incendios forestales mortales en todo el país, lo que ha desencadenado un debate sobre el impacto del cambio climático en el continente más seco del mundo.

La escala sin precedentes de la crisis y las imágenes de turistas aterrorizados, que se refugian de los 'infiernos' en las playas, han conmocionado a muchos australianos.

Con el verano apenas comenzando y la nación afectada por una sequía prolongada, las autoridades temen que el número de muertos continúe aumentando, a medida que se destruyen más hogares y territorio.

Aquí algunos números de la crisis de los incendios forestales en Australia:

Desde que comenzó la temporada de incendios hace meses durante el invierno del hemisferio sur (que inicia el 21 de junio), al menos 25 personas han muerto.

Entre las víctimas mortales se encuentran los bomberos voluntarios, incluido un joven que falleció cuando su camión de 10 toneladas se volcó en lo que las autoridades describieron como un "tornado de incendios".

Los peores incendios forestales de Australia se produjeron en 2009, cuando el incendio conocido como 'Sábado Negro' dejó 180 muertos.

La Universidad de Sydney estima que 800 millones de animales han sido asesinados por los incendios forestales en Nueva Gales del Sur solo desde septiembre y mil millones han muerto a nivel nacional.

Esta cifra incluye mamíferos, aves y reptiles muertos directamente por los incendios o más tarde debido a la pérdida de alimentos y hábitat.

Los incendios han generado preocupaciones en particular sobre los koalas, y las autoridades dijeron que hasta el 30 por ciento de su hábitat en algunas áreas había sido destruido.

La ministra federal de Medio Ambiente, Sussan Ley, dijo que hasta el 30 por ciento de los koalas en la región pueden estar muertos porque "hasta el 30 por ciento de su hábitat ha sido destruido".

Las imágenes de los marsupiales bebiendo agua de botellas después de ser rescatados se han vuelto virales en las redes sociales.

Además, la sequía ha llevado a que se planee sacrificar a camellos.

Anangu Pitjantjatjara Yankunytjatjara (APY), un área de gobierno local aborigen, anunció el martes que lanzará una operación para sacrificar camellos salvajes, con el fin de controlar a las manadas que se encuentran en esa región, ubicada al noroeste de Australia.

Los camellos salvajes han llegado a las comunidades en busca de agua, y han causado daños a la infraestructura, a la vivienda y representan riesgos en la seguridad, apuntó el gobierno local.

Se han quemado grandes extensiones de tierra. Se han destruido más de 10 millones de hectáreas, el equivalente al tamaño de Escocia.

Solo en el estado de Nueva Gales del Sur, se destruyeron más de 5 millones de hectáreas de bosques y arbustos, mientras que en Victoria se quemaron más de 1.2 millones de hectáreas.

Los incendios son tan grandes que generan sus propios sistemas climáticos y causan rayos secos que provocan que se enciendan más las llamas.

Un incendio al noroeste de Sydney, el incendio de Gospers Mountain, ha destruido unas 512 mil hectáreas, siete veces el tamaño de Singapur.

Solo en Nueva Gales del Sur han sido destruidas unas mil 800 casas durante esta temporada de incendios, y el recuento aumenta a diario a medida que los incendios continúan ardiendo y las autoridades evalúan los daños.

Decenas de pueblos rurales se han visto afectados, incluida la comunidad de Balmoral, a unos 150 kilómetros al suroeste de Sydney, que fue destruida en gran medida antes de Navidad.

El costo a corto plazo está aumentando. El humo tóxico que envuelve Canberra ha provocado el cierre de negocios y departamentos gubernamentales, y ha obligado a la aerolínea nacional Qantas Airways a cancelar vuelos.

El impacto directo en la economía de los incendios será de entre 2 mil millones y 3 mil 500 millones de dólares en el año fiscal que finaliza el 30 de junio, derivado de factores como el menor gasto turístico y la pérdida de producción agrícola, dijo Terry Rawnsley, economista de la consultora SGS Economics.

Además, estima que la neblina de humo en Sydney, Melbourne y Canberra costará otros 200 millones y aumentará a 800 millones de dólares a medida que las personas reducen las actividades al aire libre y se enferman.

Aunado a ello, se suma el impacto de un débil crecimiento del PIB de entre 0.1 y 0.25 puntos porcentuales para el año fiscal 2019/20. El Consejo de Seguros de Australia dice que se han presentado casi 9 mil reclamos por valor de hasta 481 millones de dólares.