Minimiza Trump denuncias de acoso
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Minimiza Trump denuncias de acoso

COMPARTIR

···
menu-trigger

Minimiza Trump denuncias de acoso

bulletEl presidente de Estados Unidos, a través de su cuenta de Twitter, defendió a Rob Porter, el asesor de la Casa Blanca que se vio obligado a dimitir tras ser acusado de maltratar a sus dos exesposas.

Redacción
11/02/2018
El muro fronterizo fue una bandera de lucha de Trump en su campaña presidencial de 2016.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Donald Trump vuelve a la controversia. Con un amplio historial de acusaciones por acoso sexual y comentarios misóginos, el presidente estadounidense cuestionó ayer implícitamente el movimiento #MeToo (Yo También), que ha dejado al descubierto cientos de denuncias por abuso y malos tratos contra mujeres en Estados Unidos, al asegurar que se trata de “simples acusaciones”.

Además, a través de su cuenta de Twitter defendió a Rob Porter, el asesor de la Casa Blanca que el miércoles pasado se vio obligado a dimitir tras ser acusado de maltratar a sus dos exesposas.

“La vida de la gente está siendo destrozada y destruida por simples acusaciones. Algunas son verdaderas y otras son falsas. Algunas son viejas y otras nuevas. No hay recuperación posible para alguien que ha sido acusado falsamente: su vida y su carrera se van. ¿Es que ya no existe el debido proceso?”, escribió el republicano en la red social.

El caso de Porter se ha convertido en un escándalo porque supuestamente el jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, y otros altos funcionarios conocían desde hacía meses las acusaciones en su contra y aun así lo habían defendido e incluso promovido su ascenso.

“Hizo un muy buen trabajo cuando estuvo en la Casa Blanca. Esperamos que tenga una carrera brillante. Son muy tristes y sorprendentes las acusaciones en su contra”, dijo Trump el viernes sobre Porter, en sus primeros comentarios del escándalo. Además urgió a “recordar” que su exasesor ha afirmado con “mucha rotundidad que es inocente”.

Ante la lluvia de críticas que provocaron las palabras de Trump, la Casa Blanca intentó defender a su jefe. Kellyanne Conway, una de las principales asesoras presidenciales, aseguró que Trump siente “una gran compasión por las mujeres” y que el mandatario “no despedirá” a Kelly, salpicado por el escándalo de Porter.

“El presidente tiene confianza plena en el general retirado de los Marines, John Kelly, y no está buscando sustitutos”, dijo.

Además de Porter, la semana pasada también renunció David Sorensen, quien dejó su puesto como redactor de discursos el viernes por la noche después de que su exmujer lo acusara de maltrato físico y emocional.

El propio Trump ha sido acusado al menos por 16 mujeres de acoso en el pasado, algo que su equipo siempre consideró falso.

Los que muestran más preocupación son los líderes republicanos, que consideran que todas estas polémicas pueden dinamitar el apoyo del partido entre el numeroso electorado femenino para el recambio legislativo de noviembre.

“Lo manifestado por el presidente Trump ilustra claramente que, incluso en 2018, mucha gente reacciona a este tipo de acusaciones asumiendo que la mujer está mintiendo o indicando que es irrelevante cómo un hombre se comporte con una mujer. Resulta vergonzoso”, declaró Emily Martin, vicepresidenta del Centro Legal Nacional para Mujeres, sobre lo dicho por Trump.