Militante izquierdista llega a Italia para cumplir cadena perpetua por asesinato
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Militante izquierdista llega a Italia para cumplir cadena perpetua por asesinato

COMPARTIR

···

Militante izquierdista llega a Italia para cumplir cadena perpetua por asesinato

Tras escapar de Italia en 1981, Cesare Battisti vivió en Francia antes de huir a Brasil para evitar la extradición y permaneció ahí con el respaldo del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

14/01/2019
Cesare Battisti fue sentenciado en ausencia a cadena perpetua por su participación en el asesinato de dos policías, el dueño de una joyería y un carnicero en la década de 1970.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

ROMA.- El exguerrillero izquierdista italiano Cesare Battisti aterrizó en Roma este lunes tras ser extraditado desde Bolivia, su último escondite, casi cuatro décadas después de escapar de una cárcel de su país.

Battisti, de 64 años, fue sentenciado en ausencia a cadena perpetua por su participación en el asesinato de dos policías, el dueño de una joyería y un carnicero en la década de 1970 cuando era miembro del grupo Proletarios Armados para el Comunismo, de extrema izquierda.

El Gobierno populista manifestó su conformidad por el regreso del fugitivo y el ministro del Interior de extrema derecha, Matteo Salvini, agradeció al nuevo presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, por prometer arrestar a Battisti, que lo forzó a huir a Bolivia, donde fue capturado.

"Con al menos cuatro asesinatos en su conciencia, (Battisti) vivió muy bien entre París y Río de Janeiro por muchos años, gracias a la complicidad de gobiernos extranjeros", dijo Salvini en una entrevista con la televisión estatal RAI.

Salvini y el ministro de Justicia, Alfonso Bonafede, esperaron la llegada de Battisti en el aeropuerto Ciampino de Roma. Battisti, de barba y con una chaqueta marrón, sonrió mientras la policía lo escoltaba desde el avión.

Tras escapar de Italia en 1981, Battisti vivió en Francia antes de huir a Brasil para evitar la extradición y permaneció en el país sudamericano con el respaldo del expresidente izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva.

Sin embargo, Bolsonaro, el presidente de extrema derecha que asumió su mandato este mes, prometió que enviaría a Battisti de vuelta a Italia. En diciembre, un juez del Supremo Tribunal de Justicia de Brasil ordenó su arresto, pero ya había desaparecido de nuevo.

El exmilitante comunista fue descubierto en Bolivia, adonde había entrado en forma ilegal, y fue arrestado el sábado por un equipo de Interpol en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra.

Battisti, que se convirtió en un exitoso escritor de novelas policiales, dijo el año pasado que temía ser torturado y asesinado si era enviado de vuelta a Italia.