'Mi vida está en peligro', dijo hermano de líder norcorenano antes de morir
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

'Mi vida está en peligro', dijo hermano de líder norcorenano antes de morir

COMPARTIR

···
menu-trigger

'Mi vida está en peligro', dijo hermano de líder norcorenano antes de morir

bulletKim Jong-nam le comentó a su amigo que 'su vida estaba en peligro' por lo que pidió un chofer y 6 meses después falleció envenenado en Malasia.

Reuters
27/02/2018
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

KUALA LUMPUR.- Kim Jong-nam, medio hermano del líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, que murió envenenado, le dijo a un amigo en Malasia que su vida estaba en peligro seis meses antes de fallecer, dijo un funcionario policial.

Dos mujeres, la indonesia Siti Aisyah y la vietnamita Doan Thi Huong, fueron acusadas de matar a Kim al arrojarle a la cara el veneno químico prohibido VX en el aeropuerto de Kuala Lumpur el 13 de febrero del año pasado. Cuatro norcoreanos prófugos también han sido acusados de asesinato.

Abogados defensores afirman que las mujeres creían que estaban haciendo una broma para un programa de televisión, como se les había pagado para hacer en otros aeropuertos y centros comerciales, y que no sabían que estaban envenenando a Kim. Si son halladas culpables podrían recibir pena de muerte.

Kim llegó a Malasia el 6 de febrero del año pasado y fue recogido en el aeropuerto por el chofer de su amigo Tomie Yoshio, dijo el investigador principal de la policía, Wan Azirul Nizam Che Wan Aziz.

Al chofer le ordenaron que llevara a Kim a su lugar de alojamiento y a otros sitios que quisiera visitar después de que Kim le dijo a Yoshio que "su vida estaba en peligro" durante una visita previa a Malasia.

"Seis meses antes del incidente del 13 de febrero, Kim Jong-nam dijo 'temo por mi vida y quiero un chofer'", declaró Wan Azirul, citando entrevistas de la policía con Yoshio. No entregó otros detalles sobre Yoshio ni su paradero.

El abogado de Siti Aisyah, Gooi Soon Seng, afirmó que el asesinato se debió a motivos políticos, con sospechosos clave vinculados a la embajada de Corea del Norte en Kuala Lumpur, lo que sugiere que convirtieron a su clienta en un chivo expiatorio.

Kim había criticado al dominio dinástico de su familia en Corea del Norte, según algunos funcionarios surcoreanos.

Al ser interrogado, Wan Azirul concordó con Gooi en que ambas acusadas no tenían motivo para perpetrar el asesinato, pero negaron acusaciones de que la investigación policial sea "sesgada".