Merkel se juega su reelección en comicios locales
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Merkel se juega su reelección en comicios locales

COMPARTIR

···
menu-trigger
Mundo

Merkel se juega su reelección en comicios locales

bullet

20/01/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Notimex
 
Berlín.- La Canciller Federal alemana Angela Merkel se enfrenta hoy a una votación decisiva en el estado de Baja Sajonia, en donde su resultado puede tener consecuencias directas para su Ejecutivo en vistas de las elecciones federales de otoño.
 
El estado norteño de Baja Sajonia es la ultima región alemana que votará antes de la cita de septiembre y por ello el país esta al pendiente de los resultados.
 
En el Parlamento de este Land, gobierna hace 2 mandatos una coalición de centro derecha entre Unión Demócrata Cristiana (CDU) y los liberales del FDP, la misma coalición que compone el Ejecutivo a nivel federal.
 
Sin embargo, la popularidad del gobierno de Merkel cayó en los últimos meses arrastrada por los escasos resultados de los liberales en las encuestas: su acceso al Parlamento, tanto local como federal, parece más que nunca incierto.
 
Los expertos coinciden en que el vicecanciller federal Philipp Rösler, también líder del FDP y ministro de Economía, podría verse forzado a dimitir esta noche si su partido y su candidato Stefan Birkner no logran el %% de votos necesarios para acceder al gobierno local.
 
"Si el FDP no entra, el señor Rösler dimitirá en seguida. Y si entra por escaso margen, yo le recomendaría dimitir de todas formas", dijo Oskar Niedermayer, profesor de Ciencia y Política de la Universidad Libre de Berlín.
 
El actual gobernador del estado, el cristiano demócrata David McAllister, quien tiene orígenes escoceses, está dado como ganador frente a su rival socialdemócrata, Stephan Weil.
 
En una hipotética elección directa, McAllister le ganaría a Weil por el 51% de las preferencias contra el 33, según una encuesta del principal canal de televisión ARD.
 
Aún así, se perfila una larga noche de escrutinios y una carrera "cabeza a cabeza", entre la coalición de centro derecha (CDU y FDP) y la de centro izquierda formada por socialdemócratas del SPD y Verdes, ambas se situarían ahora al 46% según la Asociación de Investigación Social y de Mercados (GMS).
 
"Queremos seguir en nuestra historia de éxito", dijo McAllister en una aparición de campaña electoral en la ciudad de Verden donde admitió sin embargo que será una "final de infarto".
 
"McAllister tiene sin duda un futuro en la política a nivel federal, pero el presente es otra cosa", indicó este experto al señalar que el resultado de la elección está abierto.
 
En general, Angela Merkel, quien apoya a McAllister, goza de ser popular en Alemania. La mayoría de la población se siente bien representada y cree que la canciller federal defiende sus intereses.
 
El 65% de la población evalúa su trabajo de manera positiva. Su popularidad es pues mucho más alta de la de su rival socialdemócrata en las elecciones federales, Peer Steinbrück, quien recoge sólo el 33% de las aprobaciones.
 
Aún así, "una derrota en las elecciones de Baja Sajonia podría poner en discusión la capacidad de Merkel de transformar su popularidad en un éxito electoral", según escribió el influyente semanal Die Zeit.
 
En las últimas décadas la pequeña formación de los liberales se presentó como el socio privilegiado de los cristiano demócratas en las elecciones regionales.
 
Esta tendencia se confirmó en los pasados comicios federales de 2008 donde el FDP recopiló hasta el 11% de las preferencias y permitió así a Merkel cumplir con su promesa y formar una coalición de centro derecha.
 
Pero después de 2008, la coalición no supo más imponerse a nivel local, y Merkel registró en 2012 una serie de derrotas claves como en el rico estado sureño de Baden-Würrttenberg y en Renania del Norte-Westfalia, el estado más poblado.
 
Por otra parte "el SPD necesita un resultado electoral positivo para desplazar la atención desde las últimas polémicas acerca de su candidato", aseguró Niedermayer.
 
Y es que desde su nombramiento en octubre, el candidato del Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD), Peer Steinbrück no paró de meter la pata: primero fue involucrado en una polémica por sus ingresos paralelos a su vida política como relator en conferencias.
 
Sucesivamente suscitó enorme indignación al decir que los cancilleres alemanes ganan demasiado poco, comparado a las responsabilidades que su profesión conlleva.
 
La Baja Sajonia podría ser el lugar ideal para los socialdemócrata para relanzar su imagen: de este estado procede el antiguo canciller Gerhard Schröder y hasta su mujer, Doris Schröder-Kopf, es candidata en la filas del SPD.