Mercados de animales no deben cerrar, aunque uno pudiera estar relacionado con el COVID-19: OMS
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Mercados de animales no deben cerrar, aunque uno pudiera estar relacionado con el COVID-19: OMS

COMPARTIR

···
menu-trigger

Mercados de animales no deben cerrar, aunque uno pudiera estar relacionado con el COVID-19: OMS

bulletLos mercados de animales vivos proveen alimentos y sustento a millones de personas en el mundo, por lo que autoridades deben mejorarlos en lugar de eliminarlos, señaló un experto de la organización.

AP
08/05/2020
Un vendedor en un mercado parcialmente cerrado en Wuhan, China.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La Organización Mundial de Salud (OMS) dijo este viernes que aunque un mercado de animales en la ciudad china de Wuhan casi seguramente tuvo un papel significativo en la emergencia del nuevo coronavirus, no recomienda que tales mercados sean cerrados globalmente.

En un encuentro con la prensa, el experto de Seguridad de Alimentos y Enfermedades Animales de la OMS, Peter Ben Embarek, explicó que los mercados de animales vivos son cruciales para proveer alimentación y sustento para millones de personas en todo el mundo y que las autoridades deben concentrarse en mejorarlos en lugar de eliminarlos —aunque a veces pueden desatar epidemias en los humanos.

“La seguridad de los alimentos en esos lugares es muy difícil, y por lo tanto, no es sorprendente que a veces tenemos esos eventos dentro de los mercados", declaró.

Dijo que para reducir el riesgo de transmisión de animales a humanos en esos mercados a menudo atestados se puede mejorar la higiene y los estándares de seguridad de alimentos, incluso con la separación de animales vivos y personas. Añadió que no está claro aún si el mercado en Wuhan vinculado con las primeras decenas de casos de COVID-19 fue la fuente del virus o solo tuvo un papel en su diseminación.

Embarek manifestó que China sigue investigando para tratar de determinar el origen animal preciso desde el que el COVID-19 pasó a los humanos, pero que estudios han mostrado que otros animales son susceptibles a la enfermedad, como gatos, tigres, hurones y perros. Identificar otras especies vulnerables ayudará a prevenir brotes futuros. “No queremos crear una reserva en los animales que pudiera continuar creando infecciones en los humanos”, añadió.

Además, afirmó que tomaría bastante tiempo tratar de identificar la fuente original del nuevo coronavirus, porque se necesitan estudios extensos, incluyendo entrevistas detalladas con muchos de los infectados en las primeras etapas del brote para poder precisar sus interacciones con animales antes de enfermarse.

Los científicos entonces tendrán que tomar muestras de animales para encontrar una correspondencia con el coronavirus que circula entre los humanos.

Reconoció que el virus pudo haberse originado en este sitio o en otro del mismo tipo, porque “normalmente tales enfermedades están relacionadas con animales, aunque todavía no sabemos de qué especies se trata en este caso”.

Además, recordó que los investigadores tardaron un año en identificar a los camellos como la fuente del virus MERS (Síndrome Respiratorio del Medio Oriente), el cual surgió en Arabia Saudita en 2012, pero en el caso del SARS-CoV-2, “no es demasiado tarde”.

Previamente, María Van Kerkhove, del Departamento de Enfermedades Emergentes de la OMS, señaló que la cepa “tiene origen animal” contrario a las versiones de que se originó en un laboratorio chino, pero que aún necesitan entender “cuál ha sido el animal que actuó como intermediario”.

Investigadores de la Universidad Agrícola del Sur de China estimaron en febrero que el pangolín, único mamífero con escamas, pudo haber sido el huésped intermedio de la enfermedad, tras analizar más de mil muestras metagenómicas, y resultar que un genoma del virus era similar.

Con información de Notimex.