May trata de salvar acuerdo con UE después de votación
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

May trata de salvar acuerdo con UE después de votación

COMPARTIR

···

May trata de salvar acuerdo con UE después de votación

La premier deberá convencer a los opositores dentro del Partido Conservador y sus aliados parlamentarios que apoyen el acuerdo, que ha sufrido ya dos derrotas contundentes en el Parlamento.

15/03/2019
Actualización 15/03/2019 - 7:30
Theresa May
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

LONDRES.- La primera ministra británica bregaba contra viento y marea este viernes para rescatar su acuerdo de divorcio con la Unión Europea después que el parlamento votó aplazar el Brexit para evitar una salida caótica dentro de dos semanas.

Theresa May planeaba dedicar los próximos días a tratar de convencer a los opositores dentro del Partido Conservador y sus aliados parlamentarios que apoyen el acuerdo, que ha sufrido ya dos derrotas contundentes en el Parlamento.

Incluso la premier quiere reducir cualquier demora a solo tres meses. La nueva votación podría celebrarse el próximo martes.

En esencia, May ha dado un ultimátum a los partidarios del Brexit: o ratifican el acuerdo antes del 20 de marzo o se corre el riesgo de un retraso prolongado del Brexit más allá del 30 de junio, lo que abriría la posibilidad de que todo el proceso se vea finalmente frustrado.

El segundo de facto de May, el ministro de la Oficina del Gabinete, David Lidington, dijo que espera que Reino Unido salga de la UE de manera ordenada, aunque si no se aprueba el acuerdo, está sobre la mesa una extensión larga.

"No solo es posible una extensión técnica, corta, de nuestra pertenencia a la Unión Europea, es casi seguro que se necesitará una mucho más larga para encontrar un momento para que el Parlamento alcance un veredicto mayoritario", dijo a la radio de la BBC.

"Espero que los parlamentarios de todos los partidos reflexionen este fin de semana sobre el camino a seguir", dijo Lidington, agregando que la situación legal por defecto es que el Reino Unido abandone la UE el 29 de marzo, a menos que se apruebe otra medida.

La alternativa actual para Gran Bretaña es la salida sin acuerdo, cuando finaliza la cuenta regresiva iniciada hace dos años.

Luego de meses de impasse político, la Cámara de los Comunes votó por 413 votos contra 202 el jueves pedir a la UE un aplazamiento de la salida. Si no hay un aplazamiento o se cancela el Brexit, Gran Bretaña saldrá de la UE el 29 de marzo, con o sin acuerdo.

El aplazamiento debe ser aprobado por los 27 países restantes de la UE, que han perdido la paciencia con la politiquería británica.

La ministra de Justicia alemana, Katarina Barley, comentó que Londres debe aprovechar de manera productiva cualquier plazo adicional que se le conceda.

Barley, que es mitad británica, dijo a la radio RBB este viernes que “darles más tiempo no traerá por si solo una solución”;“creo que la UE estaría dispuesta a dar más tiempo, pero debe haber algún tipo de plan para lo que sucederá en ese lapso”, añadió.

Tras la votación, May debe viajar a la cumbre de la UE en Bruselas donde solicitará formalmente el aplazamiento.

Si aprueban el acuerdo, May pedirá una extensión hasta el 30 de junio para dar tiempo al Parlamento para aprobar las leyes necesarias.

Si lo rechazan, advierte la primera ministra, Gran Bretaña necesitará una extensión mucho más prolongada, quizás por tiempo indeterminado.