Hay 'un lugar en el infierno' para los políticos pro-Brexit: presidente de la Unión Europea
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Hay 'un lugar en el infierno' para los políticos pro-Brexit: presidente de la Unión Europea

COMPARTIR

···

Hay 'un lugar en el infierno' para los políticos pro-Brexit: presidente de la Unión Europea

Donald Tusk se preguntó 'cómo sería un lugar especial en el infierno para los que promovieron el Brexit sin siquiera un esbozo de plan para hacerlo de forma segura'.

06/02/2019
Actualización 06/02/2019 - 9:25
Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

LONDRES.- Cuando faltan 50 días para que se concrete el Brexit y mientras siguen creciendo las preocupaciones por una separación potencialmente caótica de Gran Bretaña de la Unión Europea, el presidente del Consejo Europeo Donald Tusk dedicó este miércoles palabras duras a los políticos británicos que promovieron ese divorcio sin pensar previamente en cómo lo harían.

Al parecer Tusk también borró toda esperanza británica de reabrir pronto las negociaciones sobre el acuerdo de separación que fue rechazado tajantemente por los legisladores británicos el mes pasado.

El ejecutivo europeo, quien previamente se reunió con el primer ministro irlandés Leo Varadkar, dijo a los periodistas que se ha "preguntado cómo sería un lugar especial en el infierno para los que promovieron el Brexit sin siquiera un esbozo de plan para realizarlo de forma segura".

Gran Bretaña se separará de la UE el 29 de marzo, la primera vez que un país del bloque lo hace. La primera ministra británica, Theresa May, estará en Bruselas el jueves con -según sus palabras- un mandato parlamentario para reabrir el borrador del acuerdo de separación, sellado después de 18 meses de negociaciones intensas y muy técnicas.

Los 27 países restantes de la UE "no harán oferta nueva alguna" al gobierno británico, advirtió Tusk este miércoles, alegando que el acuerdo de retiro -que es legalmente vinculante para sellar el divorcio- es un plan que May negoció y defendió vigorosamente y por lo tanto no puede renegociarse.

Por su parte, May se aprestaba a reunirse este miércoles con los principales partidos políticos de Irlanda del Norte mientras intenta salir del impasse en que ha caído el acuerdo del Brexit.

May dijo que tratar de negociar cambios en el acuerdo en lugar de la eliminación total del llamado “backstop”, o salvaguarda, cuyo fin es mantener abierta la frontera entre Irlanda del Norte e Irlanda, miembro de la UE. La zona fronteriza fue un lugar muy volátil durante las décadas de conflicto y el proceso de paz se sustenta sobre el tránsito libre de personas y bienes.

La gobernante reiteró en un discurso en Belfast el martes su compromiso "inquebrantable" de evitar una frontera rígida y sostuvo que no se trataba de eliminar totalmente la "póliza del seguro".

Tusk y Varadkar destacaron que se aceleran los preparativos para el caso potencialmente desastroso de una salida de la UE sin acuerdo el 29 de marzo.