May se compromete a renunciar antes de elecciones mientras se defiende de censura
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

May se compromete a renunciar antes de elecciones mientras se defiende de censura

COMPARTIR

···
menu-trigger

May se compromete a renunciar antes de elecciones mientras se defiende de censura

bulletEn una reunión a puerta cerrada con legisladores que decidirán su destino, la premier anunció que no encabezará el partido en las elecciones que están previstas dentro de cuatro años.

Reuters
12/12/2018
Actualización 12/12/2018 - 13:38
Theresa May
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

LONDRES.- La primera ministra británica, Theresa May, prometió este miércoles retirarse antes de las elecciones parlamentarias previstas para 2022, con la esperanza de convencer a legisladores en la previa de un voto de censura patrocinado por quienes apoyan un Brexit duro dentro del Partido Conservador.

A menos de cuatro meses del 29 de marzo, fecha prevista de salida del Reino Unido de la UE, el caos reina en el Brexit, con opciones que van desde un posible adiós sin acuerdo a la celebración de otro referendo que podría revertir el proceso.

En una reunión a puerta cerrada con legisladores conservadores que decidirán su destino, May anunció que no encabezará el partido en las elecciones que están previstas dentro de cuatro años.

"Ella dijo que no competiría en las próximas elecciones generales", dijo el ministro de Trabajo y Pensiones, Amber Rudd. "Fue muy emocional la forma en que lo expresó, dijo 'de corazón quería hacerlo, pero ahora reconozco que no voy a hacerlo'".

La votación estaba prevista a las 18:00 horas locales (12 del día en México) en la Sala de Comité 14 de la Cámara de los Comunes. Se prevé un anuncio a las 21:00 horas locales (15 horas de México).

May podría ser depuesta si una mayoría simple de sus diputados vota en su contra, pero una revuelta a gran escala también podría dañar seriamente su liderazgo. Sin embargo, al menos 198 de sus 315 legisladores habían mostrado públicamente su apoyo a la primera ministra durante la jornada.

Los resultados serán significativos e indicarán el grado de oposición en el partido gobernante al acuerdo que Londres ha negociado con Bruselas para su salida de la Unión Europea.

"Si muchos más de 100 parlamentarios votan en su contra, creo que va a tener que luchar por mantenerse más tiempo y le resultará difícil lograr el acuerdo en la Cámara de los Comunes", dijo el experto en encuestas John Curtice.

El Brexit es la decisión política y económica más importante de Reino Unido desde la Segunda Guerra Mundial. El resultado final modelará su economía, tendrá consecuencias de largo alcance para la unidad del país y determinará si Londres puede mantener su lugar como uno de los dos principales centros financieros mundiales.

El antiguo cisma que existe en su partido sobre Europa contribuyó a la caída de los tres anteriores primeros ministros conservadores: David Cameron, John Major y Margaret Thatcher.

May, de 62 años, que es hija de un vicario y votó a favor de seguir en la UE en el referendo de 2016, dijo a sus rivales que si la derrocan, el proceso se retrasará o, incluso, se frenará.

"Un cambio de liderazgo en el Partido Conservador ahora pondría en riesgo el futuro de nuestro país y crearía incertidumbre cuando menos podemos permitírnoslo", afirmó. "Sigo preparada para terminar el trabajo".

Un nuevo líder no tendría tiempo de renegociar el Brexit y garantizar la aprobación parlamentaria antes de fines de marzo, lo que implica que el aviso de salida por el Artículo 50 debería ser ampliado o rescindido.

May accedió al cargo tras la agitación generada por el referendo de 2016, pero se comprometió a cumplir el Brexit como una forma de sanar a una nación dividida. Sin embargo, el lunes suspendió una votación parlamentaria sobre su acuerdo -que busca mantener a Reino Unido estrechamente alineado con la UE tras su salida- para evitar una dura derrota.

Su ministro de Comercio, Liam Fox, dijo que puede que el Gobierno ni siquiera someta el acuerdo a votación, a menos que la UE ofrezca más garantías sobre la llamada "salvaguarda", una medida que busca evitar los controles fronterizos dentro de la isla de Irlanda.

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo que ninguno de los 27 miembros restantes de la UE tiene intención de modificar el acuerdo, que estuvo dos años negociándose.

Los diputados que apoyan el Brexit en su partido acusan a May de traicionar en las negociaciones lo que votaron sus compatriotas, mientras que los opuestos a la salida de la UE dicen que ha negociado un pacto que es el peor de todos los mundos: fuera de la UE y sin poder opinar sobre las reglas que debe cumplir.

"El plan de Theresa May supondría la caída del gobierno si sale adelante", dijeron los legisladores Jacob Rees-Mogg y Steve Baker en un comunicado. "Los conservadores deben responder ahora si desean acercarse cada vez más a una elección bajo el liderazgo de la señora May. Por el interés nacional, debe irse".