Mundo

Masacre en Etiopía deja más de 100 personas muertas

La Comisión Etíope de Derechos Humanos detalló que otras 36 personas resultaron heridas de gravedad, la mayoría por disparos, y fueron trasladadas a un hospital.

Una masacre en el oeste de Etiopía debido a guerras entre distintas etnias dejó más de 100 personas muertas, informó este miércoles la Comisión Etíope de Derechos Humanos.

"Grupos armados atacaron a los residentes mientras dormían, prendiendo fuego y disparando a más de 100 personas", indicó la Comisión en un comunicado enviado por correo electrónico.

La Comisión detalló que 36 personas resultaron heridas de gravedad, la mayoría como resultado de disparos y fueron trasladadas a un hospital.


Los ataques ocurrieron entre las 4:00 horas (tiempo local) y el mediodía del miércoles en la zona de Metekel, en la región Benishangul-Gumuz, donde están las etnias amhara, shinasha, orono, entre otras, luego de que las fuerzas de seguridad se retiraran de la zona.

"La policía y las fuerzas de defensa asignadas a la protección de esa área no estuvieron presentes durante el ataque", detalló la Comisión.

"No está claro para la Comisión por qué todo el personal de seguridad recibió instrucciones para retirarse de la zona en nombre de la protección de la seguridad de las autoridades visitantes", indicó en el documento.

Las víctimas y sobrevivientes de los ataques que hablaron con la Agencia de Medios de Comunicación de Amhara dijeron que los ataques fueron contra la etnia Amhara.


Los Amharas son el segundo grupo étnico más grande de Etiopía y en esa región han sido víctimas de muchos ataques en semanas recientes.

La Comisión de Derechos Humanos de Etiopía pidió una investigación y enjuiciamiento inmediatos de los responsables de prevenir los ataques o de los perpetradores. También pidió la prestación de asistencia médica y humanitaria a las víctimas, y agregó que "la protección de los derechos humanos en la región se está debilitando". Otras 36 personas estaban recibiendo atención médica en hospitales por heridas de arma de fuego y flechas, dijo la Comisión.

Los ataques se producen solo un día después de que el primer ministro etíope, Abiy Ahmed, visitara Metekel, en Benishangul Gumuz, el martes y afirmara sus planes para detener los ataques recurrentes en la región.

Etiopía se ha visto sacudida por el conflicto desde que el primer ministro Abiy Ahmed comenzó a abrir el espacio político del país, una vez estrictamente regulado, después de llegar al poder en abril de 2018. Su eliminación de la oposición y los grupos rebeldes ha avivado la fragmentación política y las rivalidades reprimidas durante mucho tiempo entre las comunidades étnicas.

Los últimos ataques en Benishangul Gumuz se producen en las colinas de un conflicto mortal de siete semanas en la región de Tigray que ha desplazado a miles de personas y ha matado a un número indeterminado de personas. En junio, la violencia que siguió al asesinato del destacado cantante Hachalu Hundessa provocó la muerte de unas 200 personas, principalmente en Oromia.

Los testigos de la matanza, que hablaron por teléfono con la agencia AP, narraron que muchas viviendas fueron incendiadas en el condado de Bikuji.

No quedó claro quiénes fueron los responsables de la atrocidad. El partido dominante en la región, el Partido de la Prosperidad, emitió un comunicado anunciando que "bandidos armados" habían perpetrado "un crimen horrendo".

Con información de AP.