Malasia mantiene cargo a mujer vietnamita por asesinato del hermano de líder norcoreano
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Malasia mantiene cargo a mujer vietnamita por asesinato del hermano de líder norcoreano

COMPARTIR

···
menu-trigger

Malasia mantiene cargo a mujer vietnamita por asesinato del hermano de líder norcoreano

bulletEl fiscal no argumentó la negativa a retirar el cargo de asesinato contra Doan Thi Huong, única sospechosa en custodia tras la sorpresiva retirada de los cargos contra la indonesia Siti Aisyah.

AP
14/03/2019
Doan Thi Huong
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

SHAH ALAM.- El fiscal general de Malasia ordenó la continuidad del caso por asesinato contra una mujer vietnamita acusada de la muerte del hermano del líder de Corea del Norte, dijeron fiscales en el tribunal este jueves.

El fiscal Iskandar Ahmad no argumentó la negativa a retirar el cargo de asesinato contra Doan Thi Huong, que es la única sospechosa en custodia tras la sorpresiva retirada de los cargos contra la indonesia Siti Aisyah el lunes.

La decisión de mantener el caso contra Huong fue criticada tanto por su abogado como por el embajador de Vietnam, Le Quy Quynh, que esperaba que recibiese el mismo trato de Aisyah y dijo estar "muy decepcionado".

"Pediremos a Malasia que tenga un juicio justo y la deje en libertad lo antes posible”, agregó.

El abogado de Huong, Hisyam Teh Poh Teik, fue más directo al apuntar que la decisión judicial era "perversa" y agregó que la fiscalía no estaba siendo justa con Huong ya que su caso es similar al de Aisyah.

"Obviamente, hay discriminación. El fiscal general benefició a una parte sobre la otra”, señaló Teh.

Huong y Aisyah estaban acusadas de restregar la neurotoxina VX en la cara de Kim Jong-nam, que es hermano por parte de padre del líder norcoreano Kim Jong-un, en una terminal del aeropuerto de Kuala Lumpur el 13 de febrero de 2017. Las dos declararon que pensaban que estaban participando en una broma para un programa de televisión.

Son las únicas detenidas luego de que cuatro sospechosos norcoreanos huyesen del país la misma mañana del asesinato.

Un magistrado del Tribunal Supremo dijo el pasado agosto que había encontrado pruebas suficientes para inferir que Aisyah, Huong y los cuatro norcoreanos desaparecidos formaron parte de una "conspiración bien planeada" para matar a Kim Jong-nam.

Los abogados de las mujeres alegaron que eran peones en un asesinato político con claros vínculos con la embajada norcoreana en Kuala Lumpur, y que la fiscalía no demostró que las mujeres tuviesen intención de matar, algo crucial para la ley malasia en un caso de asesinato.