Macron convoca a los sindicatos en intento por superar la crisis
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Macron convoca a los sindicatos en intento por superar la crisis

COMPARTIR

···
menu-trigger

Macron convoca a los sindicatos en intento por superar la crisis

bulletEl ministro de Finanzas, Bruno Le Maire consideró la situación como una 'catástrofe para los comercios y la economía de Francia'.

Por agencias
10/12/2018
Emmanuel Macron, presidente de Francia.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Mientras cientos de trabajadores comenzaron la limpieza de París, tras una nueva jornada de violentas protestas, que el sábado dejaron 71 heridos y más de dos mil detenidos, el presidente Emmanuel Macron convocó para hoy a los sindicatos y a la patronal para presentarles las medidas con las que pretende desactivar la crisis de los “chalecos amarillos”, la más grave en los diecinueve meses de su mandato. El líder galo pronunciará, además, un discurso a la nación, según confirmó el Palacio del Elíseo.

Macron ha guardado silencio desde que volvió de la cumbre del G20 en Buenos Aires, y ha dejado que sea su primer ministro, Édouard Philippe, quien afronte en primera línea la gestión de las protestas de los “chalecos amarillos”, que se oponen al aumento de los precios de los combustibles.

El ministro de Finanzas, Bruno Le Maire consideró la situación como una “catástrofe para los comercios y la economía de Francia”, después de cuatro sábados consecutivos de protestas, que degeneraron en actos violentos.

Según el ministro, la caída de la actividad económica es de hasta 40 por ciento para los pequeños comercios, que han tenido que cerrar por las movilizaciones, en plena temporada navideña.

En cuanto al turismo, las reservaciones para las vacaciones de Fin de Año retrocedieron en por lo menos 10 por ciento, según cifras del grupo nacional de cadenas hoteleras.

Se calcula que cerca de 125 mil manifestantes tomaron las calles del país el sábado y más de dos mil fueron arrestadas. Las imágenes de disparos de gases lacrimógenos, coches incendiados, barricadas en llamas y comercios desvalijados en París, disturbios y saqueos en Burdeos, Toulouse, Nantes y Marsella, así como de bloqueos de carreteras en toda la nación impactaron a Francia y al mundo.

En la capital, la alcaldesa Anne Hidalgo denunció “escenas de caos” y “daños inconmensurables” para la economía y para la imagen de la Ciudad Luz. Según el ayuntamiento de París, “hay más daños” materiales que la semana pasada, pese al despliegue de 89 mil policías, secundados por vehículos blindados de la gendarmería.

Aunque menos numerosos, los manifestantes mantenían, ayer, acciones sobre todo en el oeste del país, con barreras para filtrar el tráfico en algunas carreteras o con barreras levantadas en peajes.

“Es evidente que hemos subestimado la necesidad de nuestros conciudadanos de tomar la palabra, de expresar sus dificultades y de participar en la construcción de soluciones”, admitió el vocero del gobierno, Benjamin Griveaux.