Los mercados 'húmedos' de China, un caldo de cultivo para el coronavirus
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Los mercados 'húmedos' de China, un caldo de cultivo para el coronavirus

COMPARTIR

···
menu-trigger

Los mercados 'húmedos' de China, un caldo de cultivo para el coronavirus

bulletEn estos mercados que son populares en algunas ciudades del país asiático se encuentran desde pollos hasta marmotas y serpientes vivas con tal de lograr 'la sopa perfecta'.

Bloomberg
20/01/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Inclinándose sobre una jaula de metal llena de gallinas vivas en Shanghái, Ran buscó el espécimen adecuado para su sopa de pollo.

El hombre de 60 años estaba comprando en uno de los mercados 'húmedos' de China, donde las ventas de carne recién sacrificada y sin envasar se han convertido en el foco de una investigación sobre un brote de un virus pulmonar potencialmente mortal.

Tres personas han muerto y más de 200 han sido infectadas por este virus, primo de la causa del síndrome respiratorio agudo severo, o Síndrome respiratorio agudo y grave (SARS, por sus siglas en inglés), que mató a casi 800 personas hace 17 años.

Conocido como 2019-nCov, el nuevo coronavirus se encontró por primera vez en personas que compraban o trabajaban en un mercado 'húmedo' en la ciudad central de Wuhan. El patógeno pudo haber sido transmitido a humanos de animales vivos vendidos allí.

Sesenta años después de la pandemia de influenza asiática y casi dos décadas después del SARS, China sigue siendo la zona cero para la aparición de muchas nuevas infecciones peligrosas.

Estos mercados característicos de Asia, donde los compradores se mezclan en espacios estrechos con todo, desde aves de corral vivas hasta serpientes, se consideran una razón clave.

China ha avanzado en el monitoreo y la detección de enfermedades infecciosas desde el SARS y en los controles más estrictos sobre la venta de animales exóticos, considerados nutritivos en algunas partes del país. Sin embargo, los mercados, que ofrecen condiciones que pueden desencadenar contagios potencialmente mortales, siguen siendo populares y una parte central de la vida en muchas ciudades.

"Las gallinas recién sacrificadas son mucho mejores que la carne congelada en los supermercados, si quieres hacer una sopa de pollo perfecta", dijo Ran, quien no quiso dar su nombre completo. "El sabor es más rico".

La preferencia por la carne fresca de animales que no están debidamente en cuarentena o de la naturaleza "hace que China sea susceptible al riesgo de nuevos brotes de virus a través del contacto cercano entre animales y humanos", dijo Wang Yuedan, profesor de inmunología en la Facultad de Ciencias Básicas de la Universidad de Pekín. Ciencias Médicas. "Lo mismo para el ébola, que surgió como resultado de comer animales del bosque en África".

Con el creciente número de nuevos casos e infecciones en China encontrados en Tailandia, Japón y Corea del Sur, los temores están creciendo y la propagación se intensificará a medida que cientos de millones de chinos viajen durante las vacaciones del Festival de Primavera esta semana.

Los mercados 'húmedos' a menudo están abarrotados a medida que se adquiere carne fresca para las lujosas fiestas de estilo banquete que marcan el comienzo del Año Nuevo chino.

También es una temporada alta para los ciudadanos chinos, ya que la semana completa de días festivos da tiempo para viajes al extranjero. Los aeropuertos de todo el mundo han implementado medidas para detectar a los viajeros que llegan, en busca de síntomas como fiebre y tos.

Durante el fin de semana, el mercado 'húmedo' de Shanghai estuvo abarrotado de más de un centenar de clientes que inspeccionaron y eligieron pollos, que luego fueron llevados a un puesto adyacente para matarlos en el lugar. Los mercados, generalmente grandes edificios abiertos, también ofrecen comúnmente mariscos y cerdos, así como frutas y verduras.

Las criaturas más exóticas como las serpientes y las marmotas son más difíciles de detectar desde los días del SARS, que se cree que se propagó a través de los gatos de civeta, pero a veces se venden subrepticiamente.

Si bien el brote ha sacudido los mercados de valores, es probable que el virus no sea tan mortal o infeccioso como el SARS. Hay signos de propagación de persona a persona, pero no parece ser tan fácil, dijo Takeshi Kasai, director regional de la Organización Mundial de la Salud para el Pacífico Occidental, en una entrevista con Bloomberg TV.

Las autoridades chinas dijeron que el brote "todavía se puede prevenir y controlar".

"Si esto fuera tan infeccioso como la influenza, esperaríamos ver una propagación más rápida en China y en todo el mundo", dijo Raina MacIntyre , profesora de bioseguridad global en la Universidad de Nueva Gales del Sur. "Dicho esto, los virus pueden mutar y cambiar durante el curso de una epidemia".

China está muy familiarizada con los patógenos mortales. Según la OMS, la pandemia de gripe asiática que surgió de los patos salvajes en 1957 causó la muerte de hasta 2 millones de personas en todo el mundo.

El SARS pudo haberse propagado de los murciélagos a los humanos a través de civetas de palma ( familia de mamíferos carnívoros) y otras especies en los mercados de animales vivos antes de que comenzara a infectar a las personas.

Dos cepas de gripe aviar en la última década también pudieron haber nacido de un mercado avícola y una granja de gansos.

China ha recorrido un largo camino desde el SARS, cuando el país fue criticado por proporcionar inicialmente información limitada y negar el alcance del problema. La epidemia reveló cuán mal estaba preparada la nación para responder a las amenazas de enfermedades infecciosas.

Desde entonces, la policía y los reguladores del mercado han lanzado medidas enérgicas contra el comercio subterráneo de animales salvajes, prohibiendo la caza y venta de especies en peligro de extinción, raras y protegidas. El gobierno ha abierto laboratorios y redes para identificar patógenos infecciosos. Irónicamente, su laboratorio insignia está en Wuhan.

Aún así, la rápida urbanización y un aumento dramático en el movimiento de personas y bienes ha significado que ocurran brotes de enfermedades cada semana en la región del Pacífico occidental, según un comunicado de la OMS .

El brote del virus se produce cuando el país también se enfrenta a la peste porcina africana, la enfermedad mortal de los cerdos que no daña a los humanos pero que ha devastado la industria porcina.

El mundo no tiene suficientes cerdos para llenar el déficit de carne de cerdo de China

Liu Yuanfei, que solía ser un comprador habitual en el mercado mayorista de Wuhan, donde se sospecha que el virus ha surgido, recuerda haber visto cocodrilos, erizos y ciervos vivos allí. A pesar de lo que sucedió, lamenta ver que se cierre.

"Cuando ocurre una crisis, la gente comienza a preguntar por qué, por qué, por qué", dijo Liu. “Pero la existencia del mercado está impulsada por la demanda. Mientras haya demanda, incluso si no aparece aquí, aparecerá en otro lugar ".

-Con asistencia de Jason Gale y Hannah Dormido.