Los dilemas del principal 'guerrero de la salud' que lucha para evitar una pandemia por coronavirus
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Los dilemas del principal 'guerrero de la salud' que lucha para evitar una pandemia por coronavirus

COMPARTIR

···
menu-trigger

Los dilemas del principal 'guerrero de la salud' que lucha para evitar una pandemia por coronavirus

bullet Él no tiene el poder legal para instituir cuarentenas, aislar y obtener fondos, más bien es como 'un médico' que ofrece consejos a los estados soberanos miembros de la OMS.

Bloomberg / John Lauerman
23/02/2020
Actualización 23/02/2020 - 17:27
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Tedros Adhanom Ghebreyesus tiene quizás el trabajo al que menos se le agradece en la salud pública mundial. Como director general de la Organización Mundial de la Salud, el exministro de salud de Etiopía está luchando contra el tiempo para evitar que el peligroso coronavirus en China se convierta en una pandemia mundial.

Sin embargo, contener y desbloquear los secretos de un nuevo virus que surgió en Wuhan, la que alguna vez fue una floreciente megaciudad de 11 millones de personas, es solo una parte del desafío. Tedros también participa en una delicada danza diplomática con un gobierno chino que es sensible a las desavenencias percibidas y un gran partidario financiero de países de África, incluida Etiopía, donde también se desempeñó como ministro de Relaciones Exteriores y miembro de alto rango de su antigua coalición gobernante.

Tedros necesita el apoyo del 'todopoderoso' presidente de China, Xi Jinping, para aumentar el acceso en el terreno para los mejores expertos en enfermedades infecciosas del mundo. Mientras tanto, Xi enfrenta la ira del público por el manejo de la crisis por parte de su gobierno y se ha enfurecido ante las críticas extranjeras.

Como primer responsable en contestar ante el mundo por las crisis de salud pública, Tedros debe "lograr este complicado equilibrio entre ser una organización de estado miembro y ser este faro basado en la evidencia en una colina", dijo Rebecca Katz, directora del Centro de Ciencias de la Salud Global de la Universidad de Georgetown y Seguridad. "No es un trabajo que quisiera hacer".

La enfermedad viral, conocida como Covid-19, ha matado a más de dos mil 400 personas y llegó a cuatro continentes en menos de dos meses. El 30 de enero, Tedros, después de dudar inicialmente, declaró una emergencia internacional. Ahora, con los nuevos puntos críticos emergentes en Japón, Corea del Sur e Irán, el equipo de Tedros puede necesitar declarar una pandemia si el virus continúa propagándose.

Con respecto al epicentro de esta crisis, Tedros siempre ha respaldado a China, a pesar de la evidencia de que el gobierno reaccionó lentamente, silenció a los científicos en su país y resistió la cooperación con los rastreadores internacionales de enfermedades. Después de semanas de disputas, un equipo de respuesta de la OMS finalmente se dirigió a la provincia de Hubei, donde estalló el brote.

Los expertos dan crédito a China por compartir rápidamente la secuencia genética del virus y ser mucho más abierto que durante el brote de SARS de 2003 que mató a 774 personas. Desde el SARS, los países miembros de la OMS han firmado un tratado de salud para mantener una mayor apertura e intercambio de información en respuesta a las epidemias de rápido movimiento.

Sin embargo, China no está cumpliendo con ese acuerdo de 2005 , según Shigeru Omi, presidente de la Organización de Atención Médica Comunitaria de Japón. Japón se ha convertido en un foco importante para el Covid-19 con más de 130 casos, y tuvo el mayor grupo de infecciones fuera de China en el crucero Diamond Princess atracado en Yokohama.

"La realidad es que la respuesta en la ciudad de Wuhan se retrasó en comparación con las letras y el espíritu estipulados en las regulaciones internacionales revisadas", dijo Omi, quien fue el director regional de la OMS para el Pacífico Occidental durante el brote de SARS. China ha sido criticada por aturdir a los médicos que llamaron a una atención temprana sobre la misteriosa neumonía, como Li Wenliang, quien luego murió de infección, y las demoras en informar la aparente transmisión de persona a persona .

La OMS dijo que involucra a todos los estados miembros en discusiones francas y no trata a China de manera diferente, y Tedros declaró una emergencia internacional tan pronto como se informó la transmisión de persona a persona fuera de China. Otras naciones elogiaron a China por sus acciones, como el intercambio rápido de datos de ADN, la notificación a Alemania de que un visitante había regresado a China con signos de infección y los sacrificios personales provocados por la cuarentena de millones de personas en Wuhan y sus alrededores, dijo la agencia.

Tedros ha estado en modo 'gestión de crisis' durante semanas. Dirige conferencias de prensa casi a diario y reuniones internas sobre Covid-19, y actualiza periódicamente el liderazgo de las Naciones Unidas en la crisis. Habla personalmente con los ministros de salud y otros de los países afectados, mientras supervisa una división de emergencias que responde a cientos de otros eventos en todo el mundo. Se le advirtió de una asombrosa pérdida de vidas que podría ocurrir si el coronavirus se propaga a las naciones pobres. La OMS ha pedido a sus miembros alrededor de 675 millones de dólares en fondos de emergencia, y Tedros dijo la semana pasada que la respuesta ha sido vaga.

"He pasado por condiciones y situaciones difíciles en mi vida, que a veces han sido una cuestión de supervivencia", dijo Tedros, quien se negó a ser entrevistado, en una respuesta por correo electrónico a las preguntas. "Para ser eficaz en situaciones difíciles, he aprendido a calmarme y a concentrarme en hacer lo correcto y tomar las decisiones correctas".

Tedros ha demostrado habilidad para lidiar con las complejidades del gobierno autoritario de China. Según Stephen Morrison, director del Centro de Política de Salud Global del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, su experiencia en el Frente de Liberación Popular de Tigray, de raíces socialistas, le ha ayudado a comprender mejor el sistema rígido de China.

"Ha vivido en estructuras como esa durante años en Etiopía y formó parte de un movimiento de masas basado en los campesinos que derrocó una máquina militar represiva", dijo Morrison. "Tiene una comprensión inusualmente buena de cómo los chinos miran el mundo y cómo ven su dinámica interna".

Nacido en 1965 en Eritrea, entonces una provincia de Etiopía y ahora un país separado, Tedros obtuvo títulos en enfermedades infecciosas y salud pública en el Reino Unido. Estudió la transmisión de la malaria, una enfermedad tropical persistente que mata a unas 400 mil personas anualmente, la mayoría de ellas en África.

Regresó a su país de origen para encabezar una oficina regional de salud en la provincia de Tigray, donde presionó por un fuerte aumento en el personal y la inmunización, y logró reducciones en enfermedades como el VIH y la meningitis infecciosa. Más tarde fue promovido para ser ministro de salud antes de encargarse de asuntos exteriores.

La expansión de los servicios de salud que supervisó en Etiopía involucró a decenas de miles de trabajadores de salud comunitarios que proporcionaron necesidades básicas como mosquiteros para prevenir la malaria y el acceso a la anticoncepción, dijo Thomas Frieden, exjefe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EU.

"Es uno de los programas de salud global más impresionantes que he visto", dijo Frieden en una entrevista. "Fue una de las principales razones por las que Etiopía pudo hacer progresos sustanciales en salud".

Elegido para dirigir la OMS en 2017, Tedros es el primer africano en liderar la agencia, así como la primera persona que no es médico. Normalmente un hábil político, dio un paso en falso al nombrar al expresidente de Zimbabwe Robert Mugabe, quien murió el año pasado después de un régimen conocido por la represión política violenta, un embajador de buena voluntad para la OMS. El movimiento fue rápidamente rescindido después de una protesta.

Los años de Tedros en la política etíope vieron un aumento en la influencia de China, ya que el país invirtió fuertemente en proyectos de infraestructura ferroviaria e hidroeléctrica, así como en sus industrias azucarera y de telecomunicaciones.

En total, el país recibió 24.5 mil millones de dólares en contratos e inversiones chinas desde 2005 hasta el año pasado, según el American Enterprise Institute. Eso fue alrededor del 8 por ciento del dinero que la superpotencia puso en África subsahariana durante ese tiempo, y Etiopía fue el número 2 en inversión extranjera directa china en la región, según el rastreador de inversiones de AEI en China.

Después de años de desempeño desigual, el crecimiento económico de Etiopía fue constantemente superior al 8.5 por ciento durante la mayor parte de 2005-2017, según muestran los datos del Banco Mundial. Aunque no sin inconvenientes, los resultados de la inversión en Etiopía han sido positivos y probablemente le han valido a China buena voluntad allí, dijo Morrison.

El director general de la OMS es elegido por votación secreta, y no se sabe si China apoyó a Tedros. La elección en 2006 de Margaret Chan, que una vez fue la directora de planificación de pandemias de la OMS y la primera persona china en servir como directora general, llevó a una mayor participación de China en la agencia, según Cai Jiangnan, presidente de la Academia de Plataforma de Innovación en Atención Médica de China.

Sin embargo, China no es un contribuyente de alto nivel para la propia OMS, ya que dio alrededor de 6.3 millones de dólares de un fondo general de 2.2 mil millones de dólares para 2018 . Estados Unidos lideró a todos los donantes para ese año con 281 millones de dólares.

Tedros no tiene el poder legal para instituir cuarentenas, aislar a los infecciosos y obtener fondos o materiales. De alguna manera, la OMS es más como un médico que ofrece consejos que los estados soberanos pueden elegir prestar atención o ignorar, como cualquier paciente.

Responder a los patógenos emergentes, a menudo transmitidos de animales a humanos, se ha convertido en la tarea más visible de la agencia. Tedros estuvo directa y frecuentemente involucrado con la respuesta al virus del Ébola en la República Democrática del Congo, donde la violencia hacia los trabajadores de la salud exacerbó la epidemia, dijo Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EU.

"Era un tipo práctico", según Fauci, quien dijo que comenzó a trabajar con Tedros para controlar el VIH en Etiopía. “Es realmente sólido. Entró en la zona caliente varias veces".

Durante la crisis actual, Estados Unidos y China se han enfrentado por conseguir más expertos en la provincia de Hubei, de la cual Wuhan es la capital, para responder al brote.

Los investigadores "necesitan realmente tener una idea de lo que está haciendo este bloqueo en Wuhan", dijo Fauci. "Es muy posible que haya sido eficaz para contener el flujo de personas de China al resto del mundo y de Wuhan al resto de China".

Algunos observadores dicen que Tedros ignora las implicaciones de derechos humanos de la cuarentena masiva. La OMS debe dejar en claro cómo el bloqueo de unos 50 millones de personas es efectivo y humano, dijo Lawrence Gostin, profesor de derecho de salud global de Georgetown.

"La mayor restricción en la historia de la humanidad está teniendo lugar en China, y no han dicho nada al respecto", dijo Gostin, quien se opuso a la elección de Tedros como director general.

La OMS dijo el 18 de febrero que los estudios indican que la cuarentena probablemente retrasó la propagación del virus en todo el país unos dos o tres días y pospuso la propagación internacional de dos a tres semanas, lo que le dio tiempo a otros países para prepararse y responder.

Gostin dijo que no ha visto los datos detrás de esa conclusión y que aún le preocupa la propagación de la enfermedad después de que se levante el bloqueo. Aún así, dijo que admira a Tedros y aprecia la dificultad de la situación. Tedros "se enfrenta a un dilema casi imposible de ganar", dijo Gostin. La crítica pública contra China corre el riesgo de alejarla de la cooperación y la transparencia, dijo.

Una revisión exhaustiva de la emergencia tendrá que esperar hasta que termine, dijo Tedros. Por ahora, centrarse en el brote en curso es clave.

"Mi mayor preocupación es asegurarme de no perder la oportunidad que tenemos en nuestras manos para responder al brote", dijo Tedros. “Si los países siguen la guía de la OMS y maximizan esta ventana de oportunidad, entonces podemos superar esta crisis. Pero si desperdiciamos esta oportunidad, enfrentaremos desafíos aún mayores para responder al brote a nivel mundial".

Con asistencia de Samuel Gebre ,Dandan Li ,Isabel Reynolds ,Marta Fourcade ,Jing Li ,Jason Gale yDong Lyu.