Lo que debes saber sobre la paz entre Corea del Norte y del Sur
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Lo que debes saber sobre la paz entre Corea del Norte y del Sur

COMPARTIR

···

Lo que debes saber sobre la paz entre Corea del Norte y del Sur

Los líderes coreanos firmaron una declaración en una cumbre histórica pero Trump dijo que mantendrá la presión sobre Pyongyang para que desactive sus misiles nucleares.

Reuters
28/04/2018
El líder norcoreano Kim Jong-un cruza la frontera para estrechar la mano de su homólogo surcoreano.Fuente: Reuters
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Los líderes de Corea del Norte y Corea del Sur prometieron el viernes en una cumbre histórica que trabajarán para "completar la desnuclearización" de la península, pero el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que mantendrá las sanciones sobre Pyongyang antes de su reunión con el norcoreano Kim Jong Un.

La reunión entre Kim y el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, produjo escenas notables y una declaración de buena voluntad. Pero no incluyó muchos compromisos específicos y tampoco respondió a la pregunta de si Pyongyang está realmente dispuesto a renunciar a sus misiles nucleares, que ahora amenazan a Estados Unidos.

En la reunión en la fortificada Zona Desmilitarizada que ha dividido a ambos países por más de seis décadas, Kim y Moon anunciaron que trabajarán con Estados Unidos y China durante este año para declarar el final oficial de la Guerra de Corea, que se prolonga desde la década de 1950, y buscar en su lugar un acuerdo para establecer una paz "permanente" y "sólida".

En un evento caracterizado por sonrisas, abrazos y apretones de manos, ambos prometieron buscar una reducción progresiva del armamento militar, cesar los actos hostiles, transformar su frontera fortificada en una zona de paz y buscar conversaciones multilaterales con otros países, incluido Estados Unidos.

"Los dos líderes declaran ante nuestra gente (...) y el mundo entero que no habrá más guerra en la Península de Corea y que ha comenzado una nueva era de paz", dijeron ambas partes.

A pesar de que acordaron la meta común de una península sin armas nucleares, no detallaron exactamente qué significa ni cómo lo lograrán.

Durante una conferencia de prensa en Washington con la canciller alemana Angela Merkel, Trump expresó su esperanzas de que su encuentro con Kim en las próximas semanas sea fructífero. El republicano ha generado expectativas de que su reunión producirá resultados tangibles.

El presidente estadounidense advirtió, "no repetiremos los errores de gobiernos pasados. La presión máxima continuará hasta que ocurra la desnuclearización".

Trump ha dicho que Kim debe abandonar completamente su programa de misiles nucleares y ha dicho que su campaña de sanciones y amenazas militares llevaron al líder norcoreano a la mesa de negociación.

Muchos analistas dicen que si bien las sanciones podrían estar afectando a Corea del Norte, Kim podría creer que tiene la ventaja y es poco probable que renuncie totalmente a su capacidad nuclear, a la que considera clave para la supervivencia de la dinastía de su familia.

En negociaciones pasadas, Corea del Norte ha exigido que Estados Unidos retire a sus tropas y finalice su protección nuclear a Seúl. Washington tiene desplegados 28 mil 500 soldados en Corea del Sur.

Kim se convirtió en el primer líder norcoreano desde la Guerra de Corea de 1950-1953 en poner un pie en Corea del Sur, después de estrechar la mano del presidente surcoreano sobre un bordillo de hormigón que marca la frontera entre ambos países.

Las escenas de Moon y Kim bromeando y caminando juntos marcaron un gran contraste con las tensiones generadas el año pasado por las pruebas de misiles de Corea del Norte y por su mayor ensayo nuclear, actos que condujeron a amplias sanciones internacionales y a temores de un nuevo conflicto en la Península de Corea.

Un funcionario del gobierno estadounidense, que no quiso ser identificado, dijo que los asesores de Trump fueron informados por autoridades surcoreanas y que buscan claridad sobre si Kim realizó algún compromiso significativo sobre un desarme nuclear.

En un comunicado, el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, dijo que cualquier promesa de Corea del Norte será "recibida con reserva, vigilancia y verificación".

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, quien a fines de marzo se convirtió en el primer funcionario estadounidense en reunirse con Kim, dijo en una conferencia de prensa después de una cumbre de la OTAN en Bruselas que cree que las intenciones de Kim sobre alcanzar un acuerdo son serias.

"La presión económica que ha puesto el esfuerzo global que ha liderado el presidente Trump lo ha llevado a creer que es de su interés acercarse a la mesa de negociación y hablar sobre desnuclearización", afirmó.

China, el principal aliado de Corea del Norte, alabó la declaración de los líderes asiáticos y dijo que estaba dispuesto a seguir jugando un papel proactivo en los intentos para promover soluciones políticas en la Península de Corea.