Líder de Hong Kong planea retirar el proyecto de ley de extradición a China
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Líder de Hong Kong planea retirar el proyecto de ley de extradición a China

COMPARTIR

···

Líder de Hong Kong planea retirar el proyecto de ley de extradición a China

La decisión de Carrie Lam se da luego de que sostuvo una reunión con legisladores locales y representantes de la ciudad, indicaron fuentes a medios locales.

Bloomberg
04/09/2019
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La Jefa Ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam, planea retirar formalmente la legislación que habría permitido extradiciones a China, informaron medios locales, una medida que puede ayudar a aliviar, pero no a terminar, meses de disturbios en el centro financiero asiático.

Lam planea retirar formalmente el proyecto de ley después de una reunión con figuras políticas pro-establecimiento a las 4 pm de este miércoles (tiempo local), informaron el periódico South China Morning Post y otros medios, citando a personas no identificadas. La reunión incluyó a legisladores locales y representantes de la ciudad ante los cuerpos legislativos nacionales, dijo el legislador Michael Tien.

"Todos fuimos notificados ayer (este martes)", dijo Tien. "El rumor es que ella quiere retirarla".

Una portavoz de la oficina de Lam no estuvo disponible de inmediato para hacer comentarios por teléfono o correo electrónico este miércoles.

La reunión ocurre luego de un fin de semana de manifestaciones que registraron algunos de los enfrentamientos más feroces entre los manifestantes y la policía antidisturbios. Los activistas lanzaron bombas de gasolina y prendieron hogueras en las calles, mientras que los agentes de la policía dispararon gases lacrimógenos, balas de goma y gas pimienta, y han arrestado a más de mil 100 personas desde principios de junio.

Mientras que las acciones de Hong Kong subieron, lideradas por los promotores inmobiliarios, luego de informes de prensa que indicaran que Lam retirará formalmente el proyecto de ley de extradición que generó meses de protestas. El índice de referencia Hang Seng aumentó hasta un 4.3 por ciento.

La agitación, que inició después del intento de Lam de presentar el desafortunado proyecto de ley, incluyó marchas masivas que atrajeron a más de un millón de personas y protestas que cerraron el ajetreado aeropuerto de la ciudad, y se ha convertido en la mayor crisis para el gobierno de Beijing sobre la antigua colonia británica desde que volvió al dominio chino en 1997. Las tácticas agresivas de la policía, las amenazas de Beijing de desplegar tropas y los arrestos radicales de figuras prodemocráticas han aumentado los temores sobre la autonomía de Hong Kong y han provocado la condena internacional.

Un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China declinó hacer comentarios este miércoles sobre los informes que Lam se estaba preparando para retirar la legislación.

Aunque Lam había suspendido previamente el proyecto de ley, diciendo que estaba "muerto", su movimiento hizo poco para apaciguar a los manifestantes, que continuaron protestando y ampliaron sus demandas para incluir llamados a una mayor libertad democrática. Sin el retiro formal del proyecto de ley, podrían volver a presentarse manifestaciones en unos pocos días.

Aún así, no estaba claro de inmediato si el retiro formal terminaría con las protestas. La acción satisface solo una de las cinco demandas principales, que también incluyen llamados a una comisión de investigación independiente sobre la violencia policial, una amnistía para aquellos que han sido arrestados y sufragio universal.

Lam también planeaba establecer un comité de investigación para estudiar eventos recientes, informó el periódico Oriental Daily por separado, sin citar a nadie.

"Si Carrie es genuina en querer restaurar la paz en la sociedad de Hong Kong, un simple retiro de la ley está lejos de ser suficiente", dijo Alvin Yeung, un legislador prodemocrático. "La gente de Hong Kong no estará satisfecha, lo cual es absolutamente razonable después de tres meses de sangre, sudor y lágrimas, mientras que la brutalidad policial sigue siendo nuestra mayor preocupación".

Retirar el proyecto de ley puede aliviar la ira y reducir la violencia, pero era poco probable que por sí solo apaciguara las demandas de una mayor democracia y responsabilidad sobre las tácticas policiales, dijo Samson Yuen, profesor asistente de ciencias políticas en la Universidad de Lingnan, quien realizó encuestas a los manifestantes. "Dado que el eslogan central siempre ha sido 'cinco demandas, cada una de ellas', continuarán luchando por el resto", dijo Yuen.

Los opositores habían dicho que el proyecto de ley amenazaba la tenue autonomía de la ciudad con respecto a China y socavaba su reputación como centro financiero global. El gobierno de Lam, respaldado por Beijing, enfrentó una creciente preocupación pública de que China, envalentonada por su creciente poder económico, estuviera menos comprometida con las garantías de la era colonial de Hong Kong de tribunales independientes, libertad de expresión y mercados capitalistas.

Este martes, Lam respondió a un reporte de Reuters sobre una grabación filtrada en la que ella supuestamente dijo que tenía "muy, muy, muy limitado" espacio para satisfacer las demandas de los manifestantes y que renunciaría "si tuviera la opción". Hablando con los periodistas, ella dijo que "ni siquiera había contemplado discutir una renuncia con el gobierno central del pueblo".

Mientras tanto, los funcionarios chinos que supervisan Hong Kong suavizaron su tono hacia los manifestantes de la ciudad, diciendo que las manifestaciones pacíficas estaban permitidas por la ley, aunque descartaron una demanda fundamental de democracia directa que ha alimentado los disturbios, también reafirmaron su apoyo a Lam y su gobierno.

El proyecto de ley de extradición fue originalmente propuesto por el gobierno de Hong Kong en febrero pasado y cubría China continental y otras jurisdicciones que no tienen un acuerdo de extradición con Hong Kong. Lam y los partidarios de la ley originalmente lo defendieron como necesario para garantizar que la ciudad no se convirtiera en un refugio para los presuntos fugitivos.

Su impulso para aprobarlo antes del final del período legislativo en julio pasado fue provocado por el caso de un hombre local acusado de asesinar a su novia en Taiwán. Fue arrestado en Hong Kong y condenado por lavado de dinero, pero no pudo ser enviado de regreso a la isla para ser juzgado, ya que no hay un marco para hacerlo.

Otro legislador pro-establecimiento, Felix Chung, dijo que retirar el proyecto de ley "ciertamente" ayudaría.

"Si el impacto será grande o no, no estoy seguro, tendría que esperar y ver", dijo Chung. "Al menos es un movimiento muy positivo, incluso si es un poco tarde".