Mundo

La teoría conspirativa QAnon crece en Japón y es muestra de que se difunde globalmente

La comunidad QAnon de Japón se centra en una creencia sin fundamento de que Trump está luchando para salvar al mundo de una red de pedófilos.

Los días de QAnon como fenómeno exclusivamente estadounidense han terminado.

El apoyo de esta teoría de la conspiración en Japón, país que tiene una de sus redes más activas fuera de Estados Unidos, demuestra cómo el movimiento puede volverse aceptable en varias naciones a medida que gana popularidad desde Europa hasta Brasil.

Una investigación realizada por la firma de análisis de redes sociales Graphika muestra que la comunidad QAnon con sede en Japón se encuentra entre las sedes internacionales más desarrolladas, con terminología, personas influyentes y comportamientos distintos, como idolatrar a Michael Flynn, un exasesor de seguridad nacional de EU en la administración de Donald Trump.


"Lo que estamos viendo ahora es una adaptación de QAnon que se arraiga en los países europeos, mientras que en Japón y Brasil parece ser un poco más independiente y autosuficiente como ideología", dijo Melanie Smith, jefa de análisis de Graphika. Ella atribuye la creciente importancia de QAnon a las elecciones estadounidenses y la pandemia.

Esta internacionalización representa una batalla para las empresas de redes sociales que ya enfrentan una mayor presión de los gobiernos para combatir la desinformación en sus plataformas en inglés y, en menor medida, en otros idiomas.

La negativa de Trump a conceder la elección a Joe Biden ha llevado a muchos de sus partidarios a decir sin pruebas que la elección fue robada. Las demandas presentadas por la campaña de Trump y sus aliados republicanos fracasaron en Pensilvania, Michigan, Georgia, Nevada y Arizona, ya que el equipo legal no pudo presentar ninguna evidencia de fraude generalizado que pudiera cambiar los resultados. Sin embargo, las acusaciones de los partidarios de Trump continúan, potencialmente dando nueva vida a teorías de conspiración como QAnon después de que el presidente deje el cargo.

Al igual que su contraparte estadounidense, la comunidad QAnon de Japón se centra en una creencia sin fundamento de que Trump está luchando para salvar al mundo de una red de pedófilos, donde se incluyen demócratas y agentes del "estado profundo".


Si bien es difícil estimar el tamaño de los seguidores de QAnon en cualquier país dada su falta de membresía oficial y la superposición con otras comunidades de conspiración, los datos de Google Trends muestran un fuerte aumento en el interés de los japoneses en QAnon desde finales de marzo hasta principios de abril antes de disminuir un poco.

La comunidad de Japón es quizás más notable por su reverencia a Flynn. Solo sirvió en la administración de Trump durante 24 días y renunció después de reconocer que había engañado al vicepresidente Mike Pence sobre las comunicaciones con el embajador ruso; más tarde se declaró culpable de mentir a agentes federales sobre su conversación y Trump lo indultó la semana pasada. El grupo japonés incluso se autodenomina QArmyJapanFlynn en honor al exgeneral que popularizó los "soldados digitales", un término que muchos partidarios de Q utilizan para describirse a sí mismos.

Flynn sigue varias cuentas japonesas de QAnon, incluida @okabaeri9111, el eje principal en Twitter de la comunidad. El identificador dirigido por Eri Okabayashi tiene más de 80 mil seguidores y dice que es tanto el fundador de QArmyJapanFlynn como el único traductor oficial de contenido Q al japonés. La traducción de video más popular de contenido Q en una cuenta de YouTube asociada tuvo más de 200 mil vistas antes de ser eliminada por violar la política de contenido del sitio. En comparación, dos cuentas brasileñas que Graphika describió como "muy seguidas" en su informe de agosto tenían 54 mil 400 seguidores y 16 mil 800 seguidores en ese momento. Los grupos de Facebook del Reino Unido destacados en el informe tenían entre 10 mil y 11 mil miembros.

En una entrevista por correo electrónico, Okabayashi se describió como una graduada universitaria de "una ciudad mediana de Japón" que nunca ha vivido en el extranjero, pero que aprendió inglés por sí misma viendo programas de televisión estadounidenses. Unos meses después de abrir una cuenta de Twitter en enero de 2019, fue invitada a unirse a "un grupo de QAnons conocidos" y se convirtió en seguidora.

"Flynn estaba en el grupo", pero dejó de participar en junio del año pasado, dijo, sin proporcionar pruebas. Robert Kelner, abogado de Flynn, no respondió a una solicitud de comentarios.

Okabayashi dijo que su interés en QAnon se debió en parte a dudas profundamente arraigadas sobre el enfoque de Japón hacia las mujeres y la maternidad. Los economistas han advertido durante mucho tiempo que la baja tasa de natalidad y la reducción de la población de Japón podrían provocar una crisis demográfica, ya que la fuerza laboral disminuye en un país con una de las expectativas de vida más largas del mundo.

"Estaba convencida de que un país que no permite que las mujeres en la edad fértil se concentren en el parto y la crianza de los hijos eventualmente morirá", dijo. La participación de las mujeres japonesas en la fuerza laboral ha estado históricamente rezagada en otras naciones desarrolladas, pero eso está cambiando: un récord del 71% estaban empleadas en 2019, en parte como resultado de una de las leyes de licencia parental más generosas del mundo.

Okabayashi también expresó su creencia en las teorías de conspiración domésticas, como la afirmación infundada de que la élite política y empresarial de Japón, incluido el primer ministro, son extranjeros que intentan explotar y, en última instancia, exterminar a la raza japonesa. También dijo en una publicación de Twitter que es amiga de QAppAnon, el seudónimo del exempleado de Citigroup Jason Gelinas, y ha creado una versión japonesa del popular sitio web QAnon QMap.pub que él dirigió antes de que fuera cerrado en septiembre. Gelinas declinó hacer comentarios.

Otros seguidores japoneses de QAnon también han incorporado temas domésticos. Algunas versiones han sugerido, sin evidencia, que los primeros índices de aprobación del primer ministro Yoshihide Suga fueron inventados por los medios de comunicación. La lista de figuras influyentes acusadas de pertenecer a la red incluye al emperador emérito Akihito, y también han circulado conspiraciones sobre los bombardeos atómicos durante la Segunda Guerra Mundial y el desastre nuclear de 2011 que siguió a un devastador terremoto y tsunami.

Los partidarios incluso han sugerido, sin evidencia, que la exitosa película japonesa Demon Slayer: Kimetsu no Yaiba, que involucra demonios que se comen a la gente, está destinada a aclimatar a la gente a las conspiraciones de QAnon sobre pedofilia y canibalismo. Graphika también vio hashtags que se oponían a una tendencia de proyecto de ley de inteligencia artificial japonesa entre las cuentas QAnon del país, una postura a menudo vinculada a preocupaciones infundadas sobre las redes móviles 5G.

Si bien algunas cuentas y publicaciones japonesas de QAnon ya no están disponibles, las principales personas influyentes como @okabaeri9111 continúan compartiendo prolíficamente. Un portavoz de la Agencia de Inteligencia de Seguridad Pública de Japón declinó hacer comentarios.

Los seguidores de QAnon no ven a ningún político japonés como un héroe; ninguno está lo suficientemente alineado con la ideología del presidente de Estados Unidos. "Trump es prácticamente la única figura política", dijo Smith de Graphika, quien señaló que el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, fue una excepción. "El mayor desafío, particularmente para las plataformas de redes sociales, será poder distinguir qué es una cuenta QAnon de lo que es una cuenta generalmente de Trump, de una cuenta antisistema".

Tanto Twitter como Facebook están implementando respuestas diseñadas para limitar la amplificación de publicaciones problemáticas, que van desde advertencias de contenido hasta eliminar ciertas publicaciones. Facebook destacó una declaración pública sobre su política de QAnon que describe una lista completa de medidas, diciendo: "Los mensajes de QAnon cambian muy rápidamente y vemos que las redes de seguidores crean una audiencia con un mensaje y luego cambian rápidamente a otro".

Un portavoz de Twitter, la plataforma más dominante en Japón, donde tiene más usuarios que cualquier otro país fuera de EU, dijo: "Tenemos equipos sólidos y dedicados de especialistas que brindan cobertura global 24/7 en varios idiomas diferentes, y estamos desarrollando más capacidad para abordar problemas cada vez más complejos ".

Además de Japón, QAnon en Brasil también ha desarrollado un ecosistema altamente independiente, según Graphika. Las comunidades europeas, por el contrario, tienden a reflejar más de cerca a QAnon de Estados Unidos: los seguidores alemanes, por ejemplo, a menudo usan hashtags en inglés mientras aplican las ideas del movimiento a sus propios gobiernos.

La propagación de QAnon a nivel mundial podría tener consecuencias en el mundo real, como una menor aceptación de las vacunas COVID-19, ya que cada vez más personas ven los consejos de salud pública como parte de "algún tipo de plan siniestro más grande", dijo Chloe Colliver, jefa de política digital y estrategia en el Institute for Strategic Dialogue, con sede en Londres.

"En general, la propagación de QAnon y las conspiraciones corren el riesgo de disminuir la confianza en las instituciones nacionales e internacionales en cualquier contexto en el que se active", dijo.

Te recomendamos: