menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La pregunta de los 421 millones de dólares: ¿A quién le debe dinero Trump?

COMPARTIR

···
menu-trigger

La pregunta de los 421 millones de dólares: ¿A quién le debe dinero Trump?

bulletEsta fue una de las preguntas que el mandatario de EU enfrentó de la periodista Savannah Guthrie, de NBC, el jueves pasado. ¿Quieres conocer la respuesta? Te contamos.

Bloomberg / Caleb Melby y Tom Maloney
17/10/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Cuando el presidente Donald Trump apareció el jueves por la noche en un foro transmitido por NBC, la moderadora Savannah Guthrie planteó una pregunta que ha surgido mucho en las últimas dos semanas.

“¿A quién le debe 421 millones de dólares?”, preguntó Guthrie, citando un informe reciente del New York Times sobre las declaraciones de impuestos de Trump, que indicaban que las deudas vencerán dentro de los próximos cuatro años.

La idea de que sus acreedores son un misterio se convirtió en una especie de meme a raíz del informe del periódico, que decía que los prestamistas a menudo no se identifican en las declaraciones de impuestos.

Te invitamos a leer: Noche memorable en Miami: Trump fue derrotado por una periodista

Pero las identidades de los prestamistas de Trump se conocen desde hace media década. En 2015, el entonces candidato Trump presentó su primera divulgación financiera personal ante el Gobierno de Estados Unidos. Enumera las propiedades con deudas, los nombres de las empresas que emitieron los préstamos, las fechas de vencimiento y un rango del monto de la deuda.

Además, debido a que los préstamos son hipotecas, existen en el registro público y, en algunos casos, en valores comerciales respaldados por hipotecas.

La mayoría de las deudas de Trump se pueden agrupar de la siguiente forma:

*Préstamos emitidos con respaldo de las propiedades de oficinas por el prestamista de bienes raíces comerciales Ladder Capital.

*Préstamos emitidos por Deutsche Bank respaldados con propiedades comparativamente riesgosas como su hotel en Washington y Doral Resort.

*Préstamos otorgados por Vornado Realty Trust respaldados por dos torres de oficinas en las que tiene participación minoritaria. Otros préstamos son en su mayoría más antiguos y más pequeños.

La cifra de 421 millones de dólares citada por el NYT es un subconjunto garantizado personalmente de al menos 600 millones de dólares de préstamos que la compañía de Trump adeuda.

Además de eso, alrededor de 450 millones de dólares de deuda están vinculados a su propiedad de 30 por ciento en las torres de oficinas Vornado.

Algunos de los préstamos se han vendido como valores comerciales respaldados por hipotecas y ahora son propiedad de un gran número de otros inversionistas, algunos de los cuales no pueden identificarse fácilmente. Por lo general, incluyen fondos de pensiones, compañías de seguros, fondos de cobertura y otros inversionistas institucionales.

Dada la naturaleza fragmentada de la propiedad de esa deuda, es poco probable que incluso Trump Organization tenga conocimiento de esos inversionistas o se ponga en contacto con ellos sobre los préstamos. Si surgieran problemas con la deuda, las comunicaciones generalmente se realizarían a través de un intermediario, conocidos como administradores de préstamos.

Muchos de los préstamos vencerán en los próximos años, pero Trump, cuya carrera anterior incluyó una serie de quiebras, probablemente tendrá cierta flexibilidad.

Cuando refinanció la Trump Tower en 2012 con un préstamo de 100 millones de dólares, se tasó en 480 millones de dólares. Un refinanciamiento de 2015 del edificio en 40 Wall St. obtuvo un préstamo de 160 millones de dólares con una tasación de 540 millones de dólares.

Eso dejó a ambas propiedades con una cantidad relativamente baja de apalancamiento para los bienes raíces de Manhattan, lo que sugiere un conservadurismo financiero recién aprendido por parte de Trump o una aprensión por parte de Ladder Capital, el segundo mayor prestamista de Trump después de Deutsche Bank.

Una tasación de los edificios realizada en agosto por el Índice de Multimillonarios de Bloomberg, basada en los ingresos netos actuales y las tasas de capitalización actuales, fue menos optimista, valorándolos en 365 millones de dólares y 375 millones de dólares, respectivamente.

No obstante, mientras la pandemia de COVID-19 no afecte los valores de las oficinas, las propiedades podrían tener mucha más deuda si Trump lo necesitara.

Debido a que Trump tomó la decisión histórica de mantener la propiedad de sus negocios, y debido a que la declaración del Gobierno fue autoinformada, los críticos y los especialistas en ética profesional se han preocupado durante mucho tiempo de que Trump pudiera tener otras deudas no declaradas que podrían plantear conflictos o incluso un riesgo para la seguridad nacional. Sin embargo, tales deudas no se han materializado.

En un momento dado, Trump actualizó una divulgación para reflejar el dinero adeudado a Michael Cohen, su exabogado personal, quien pagó a la actriz de cine para adultos Stormy Daniels para evitar que hiciera públicas las acusaciones de una aventura con Trump.

Los esfuerzos de la campaña de Trump enfrentan un fuerte viento en contra: el propio Trump

EU le pertenecerá a China si Biden gana elección presidencial: Trump