Mundo

¿Julian Assange quedará libre muy pronto? Eso está más lejos de lo que creemos y estas son las causas

La posibilidad de que el periodista termine en EU aún es latente pues el Gobierno de ese país puede apelar la decisión que una jueza tomó de no extraditarlo por motivos de salud mental.

Es poco probable que la decisión de bloquear la extradición de Julian Assange a Estados Unidos haga que sea pronto un hombre libre.

Assange, quien ha pasado la última década en una prisión de Reino Unido o atrapado en la embajada de Ecuador en Londres, ganó una importante pelea legal el lunes cuando un juez dictaminó que no debería ser enviado a Estados Unidos para enfrentar cargos criminales. Mientras su equipo legal se prepara para una audiencia de fianza el próximo miércoles, los fiscales señalaron que lucharán contra su liberación mientras apelan la decisión, arrastrando el proceso a través de los tribunales británicos durante meses o años.

Este "no es el final de la historia", enfatizó Jasvinder Nakhwal, un abogado de extradición de Peters & Peters en Londres quien no participó en la audiencia de Assange.

El periodista, de 49 años, se refugió inicialmente en la embajada de Ecuador en 2012 después de que perdió una apelación de la Corte Suprema de Reino Unido contra su extradición a Suecia para ser interrogado por acusaciones de violación. Si bien el caso sueco se abandonó más tarde, Assange fue expulsado de la embajada en abril de 2019 y arrestado. Ese mismo día, EU anunció que lo acusaba de espionaje por su papel en la publicación de cientos de miles de páginas de documentos clasificados a través de WikiLeaks, esto con la ayuda de la analista de inteligencia del Ejército estadounidense, Chelsea Manning. Desde entonces, ha estado en la prisión de Belmarsh de Londres.

"'Tiene un historial muy pobre', eso es todo lo que los fiscales deben argumentar", señaló el abogado especializado en extradición, Daniel Sternberg, refiriéndose al incumplimiento de Assange de fianzas anteriores. "Las autoridades penitenciarias lo considerarán como una persona en riesgo de fuga. Es probable que se quede en Belmarsh".

La decisión de la jueza londinense Vanessa Baraitser, basada en el temor de que Assange se suicidara en una cárcel de EU, sorprendió a la mayoría. En las semanas previas a la audiencia, sus partidarios confiaron más en un indulto presidencial de Donald Trump que en ganar el caso. Incluso la prometida de Assange, Stella Moris, comentó que tuvo que volver a escribir su discurso a la luz de la decisión.

Moris ha pasado los últimos meses pidiendo directamente clemencia a Trump a través de Twitter y apariciones en Fox News.

Apelación de Estados Unidos

"Mientras Julian tenga que soportar el sufrimiento y el aislamiento como prisionero no condenado en la prisión de Belmarsh y mientras nuestros hijos sigan sin el amor y el afecto de su padre, no podemos celebrar", señaló Moris frente al edificio de la corte de Old Bailey en Londres después del fallo . "Celebraremos el día que regrese a casa".

Los fiscales estadounidenses dijeron que apelarán. En un comunicado, el Departamento de Justicia señaló la opinión de Baraitser, que respaldó gran parte de su caso y rechazó los argumentos de los abogados de Assange con respecto a la libertad de expresión. La jueza también dijo que no había pruebas suficientes para respaldar la acusación de que la administración Trump presionó a los fiscales para que presentaran cargos.

No está claro si el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, continuará con el caso. Su equipo de transición se negó a comentar sobre si la administración demócrata continuaría presionando para la transferencia de Assange. Al final de su mandato, el presidente Barack Obama conmutó la sentencia de prisión de 35 años de Manning.

Biden llamó a Assange un "terrorista de alta tecnología" en 2010 y remarcó que no debería recibir protección para periodistas porque alentó a Manning a divulgar la información.

EU tiene 14 días para apelar, y el proceso probablemente tomará meses, particularmente dada la actual acumulación de casos causados ​​por la pandemia. Incluso si vuelven a perder, también podrían presentar una solicitud a la Corte Suprema británica, lo que alargará aún más el proceso.

Puede ser una tarea difícil para la jueza permitirle salir bajo fianza el próximo miércoles mientras continúa el proceso de apelación. Incluso si se le concede la libertad bajo fianza, por improbable que sea, probablemente habrá condiciones muy estrictas y la sentencia podría ser apelada de inmediato.

Te recomendamos: 10 puntos para conocer el caso de Julian Assange

"En este caso en particular, me sorprendería que le concedieran la libertad bajo fianza", consideró Sternberg, un abogado de extradición que no representa a nadie en el caso y que ha trabajado a favor y en contra del Gobierno de EU en los tribunales.

El australiano ha solicitado la fianza en varias ocasiones, incluso por motivos de salud, y dijo que las condiciones de hacinamiento aumentaron su riesgo de contagiarse del virus SARS-CoV-2.

Baraitser citó la salud de Assange en su decisión, al comentar que Assange enfrentaría "condiciones de aislamiento significativo" en una prisión de EU, y citó la muerte de Jeffrey Epstein en 2019 como un ejemplo de cuándo las medidas preventivas no pudieron proteger a los reclusos de autolesiones.

"En estas duras condiciones, la salud mental del señor Assange se deteriorará provocando su suicidio con base en la 'determinación resuelta' de su trastorno del espectro autista", argumentó Baraitser.

Pase lo que pase el próximo miércoles, Assange continúa recibiendo el apoyo de los políticos.

El primer ministro australiano, Scott Morrison, dijo que Assange podría regresar después de que finalice su caso legal y que los funcionarios consulares se comunicaron con él durante su detención en el Reino Unido.

"Es como cualquier otro australiano: es libre de regresar a casa si lo desea", afirmó en una entrevista con la estación de radio de Melbourne 3AW.

Por otra parte, Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, celebró el fallo británico y dijo que su administración le ofrecerá asilo político.

"Assange es periodista y se merece una oportunidad", dijo López Obrador en su conferencia de prensa diaria. "Estoy a favor de perdonarlo. Le daremos protección ".