menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Líder de Hong Kong pide resolución pacífica mientras manifestantes usan universidad como 'bunker'

COMPARTIR

···
menu-trigger

Líder de Hong Kong pide resolución pacífica mientras manifestantes usan universidad como 'bunker'

bulletCarrie Lam informó que dio instrucciones a la policía para resolver la situación en la Universidad Politécnica de Hong Kong de manera pacífica, y no arrestar de inmediato a los menores que permanecen ahí.

Bloomberg I Marlow y Shelly Banjo
18/11/2019
Actualización 18/11/2019 - 22:54
Universidad de Hong Kong
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La líder de Hong Kong, Carrie Lam, pidió una resolución pacífica para el asedio universitario que ha paralizado a la ciudad y ha generado temores de una ofensiva contra decenas de manifestantes que permanecen atrapados en una universidad rodeada de policías.

Lam dijo que había dado instrucciones a la policía para tratar de resolver la situación en la Universidad Politécnica de Hong Kong de manera pacífica, y no arrestar de inmediato a los menores de 18 años que permanecen ahí.

Al menos 100 personas permanecen en la universidad después de que, alrededor de 600 manifestantes escaparon o fueron evacuados durante la noche, incluidos cientos de menores.

"Estamos extremadamente preocupados por la situación peligrosa en el campus", dijo Lam en una sesión informativa el martes por la mañana (tiempo local).

Agregó que una resolución pacífica “solo se puede lograr con la plena cooperación de los protestantes, incluidos, por supuesto, los alborotadores. Tienen que detener la violencia, renunciar a sus armas, salir pacíficamente y seguir las instrucciones de la policía ".

Las batallas entre la policía y los manifestantes el lunes (tiempo local) generaron incendios, gases lacrimógenos y vehículos en llamas.

Por la noche, decenas de miles de manifestantes marcharon hacia la universidad para ayudar a los atrapados en el campus, lo que provocó más enfrentamientos durante toda la noche.

Algunos lograron salir de la universidad en Kowloon trepando por las paredes, mientras que la policía arrestó a docenas de otros, quienes fueron derribados al suelo o golpeados.

El lunes, el gobierno advirtió a los que estaban dentro de la universidad que se rindieran pacíficamente e instó a otros a mantenerse alejados del sitio mientras los manifestantes pedían refuerzos.

El personal médico pudo entrar a atender a los heridos; los funcionarios de la universidad pidieron una negociación mientras los padres sostenían carteles que decían Save the Kids.

Las élites financieras de Hong Kong evitan las escuelas locales mientras aumentan las protestas

El caos nuevamente hizo que Hong Kong pareciera en las imágenes de televisión más como una zona de guerra que como un centro financiero.

Aunque las acciones terminaron el día al alza después de perder un 5.6 por ciento la semana pasada, las señales de desorden fueron evidentes: el gobierno ordenó que las escuelas permanecieran cerradas por sexto día consecutivo. Un túnel importante que conectaba Kowloon con la isla de Hong Kong permaneció cerrado y las autoridades advirtieron que podrían necesitarlo.

"Si la policía quiere entrar y aplastar el movimiento, esta es su oportunidad", dijo David Zweig, director del Centro de Relaciones Transnacionales de China y profesor emérito de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Hong Kong.

"Por otro lado, también podría ser una oportunidad para atenuar las cosas y comenzar un diálogo con funcionarios universitarios que podría conducir a una discusión más amplia", apuntó. "No puede continuar de esta forma para siempre. El mundo ahora ve a Hong Kong como un desastre".

El secretario de Estado, Mike Pompeo, dijo que Estados Unidos está "gravemente preocupado" por el aumento de la violencia en Hong Kong y pidió a Lam permitir una investigación independiente sobre los incidentes de las protestas, una de las principales demandas de los manifestantes.

El líder de la mayoría del Senado de Estados Unidos, Mitch McConnell, instó al presidente Donald Trump a hablar en nombre de los manifestantes.

"El mundo debería saber que Estados Unidos respalda a estas valientes mujeres y hombres", dijo McConnell el lunes por la tarde en el Senado, donde los legisladores están considerando un proyecto de ley en apoyo a los manifestantes que impondría sanciones a Beijing por infringir la autonomía de la ciudad.