¿La humanidad poscoronavirus 'abrazará' al medio ambiente?
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿La humanidad poscoronavirus 'abrazará' al medio ambiente?

COMPARTIR

···
menu-trigger

¿La humanidad poscoronavirus 'abrazará' al medio ambiente?

bulletCuánto de nuestras viejas formas de trabajar, realizar transacciones y disfrutar cambiarán para siempre, y cómo podemos explicar esos cambios.

Bloomberg / Nathaniel Bullard
19/03/2020
Actualización 19/03/2020 - 15:12
¿El mundo cambiará sus hábitos?
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Otra semana y otra ola de ciudades, regiones y países enteros que cambian sus hábitos de trabajo, desplazamientos, compras y alimentación a favor de los espacios cerrados. Realmente es un shock, y me pregunto cuánto de nuestras viejas formas de trabajar, realizar transacciones y disfrutar cambiarán para siempre, y cómo podemos explicar esos cambios.

He aquí un pequeño ejemplo: la semana pasada, el número de visitantes a los minoristas norteamericanos cayó más de 30 por ciento interanual. Eso fue antes de que muchos minoristas, incluidos Nike, Apple, Nordstrom, Ralph Lauren, Coach, Abercrombie & Fitch y J. Crew decidieran cerrar sus tiendas por el resto del mes (por lo menos).

Algunas de esas ventas pueden recuperarse en línea, por supuesto, pero la disminución de las visitas a las tiendas también significa una disminución en las ventas de alimentos y bebidas en las áreas donde la gente compra, y también un menor consumo de combustible.

He aquí otro ejemplo: las dos cadenas de teatros más grandes de Estados Unidos, AMC y Regal, cerraron todos sus cines el martes. Eso fue después de que la taquilla del fin de semana ya hubiera caído más de 60 por ciento a niveles no vistos en 25 años.

Frente a los teatros cerrados, NBC Universal ha hecho algo bastante impactante, dado lo celosos que suelen ser los estudios de cine para proteger sus ventanas de estreno teatral: está poniendo en línea sus películas más recientes por un periodo de alquiler de 48 horas, comenzando con el lanzamiento previsto para el 20 de marzo de Trolls World Tour. Como dijo en Twitter Franklin Leonard, el influyente ejecutivo de Hollywood y fundador de Black List, es “una decisión que probablemente repercutirá más allá de la pandemia”.

El mundo corporativo también está probando sus comportamientos anteriores, y creo que muchas decisiones tomadas hoy también podrían repercutir más allá de la pandemia. ¿Cuantos millones de reuniones que podrían haber sido correos electrónicos ahora se ponen a prueba? ¿Cuántos encuentros de entrada y salida se llevan a cabo ahora perfectamente como una videoconferencia desde casa?

Incluso uno de los eventos empresariales en persona más preciados, Demo Day de Y Combinator, se ha mudado a internet. Sarah McBride, de Bloomberg News, describe el Demo Day como “un ritual del Valle Sagrado” e instrumental para los esfuerzos de recaudación de fondos y visibilidad de muchos empresarios. En lugar de una reunión de alta energía en el muelle 48 de San Francisco, Demo Day se llevó a cabo a través de un sitio web solo por invitación, con solo unas pocas métricas y sin videos de lanzamiento.

Un empresario dijo que este formato solo en línea favorecía a las “empresas en funcionamiento” como la suya: “lo primero que ven es la métrica, no el carisma”. Un socio de la firma de capital de riesgo General Catalyst dijo que el formato también podría servir a su trabajo: sin la sensación de competencia en la sala, no habría miedo a perderse entre los inversores, y las valoraciones podrían ser un poco más sobrias.

Cada viaje que no se realiza, o minorista que no recibe visitas, o cine que se cierra, o Demo Day al que no se asiste, proporciona un contrafactual. Sabemos lo que nos perdimos, pero lo más importante, podemos medir lo que no hicimos en términos de impacto ambiental evitado. Ya lo estamos viendo en Europa, donde la demanda de electricidad en días laborables ahora se asemeja a la demanda (mucho más baja) de fin de semana de años pasados.

En este momento, esta reducción en el impacto ambiental ocurre por la fuerza y por necesidad. Sin embargo, creo que existe la posibilidad de que parte de este impacto reducido se convierta en permanente, como parte de un sistema de incentivos modificado de la contabilidad de carbono corporativa e individual.

Imagina tu película en streaming, tu llamada de conferencia o la experiencia de compra de tu hogar con un contador de emisiones de carbono en vivo. Conocerás la huella de carbono del centro de datos que aloja tu llamada y la intensidad de carbono de tu proveedor de telecomunicaciones. También conocerás las emisiones evitadas por no viajar o no volar a una reunión. Es posible que tenga una competencia entre familiares, amigos o compañeros de trabajo para ver quién puede tener la menor huella de carbono. Requeriría un cambio en el comportamiento corporativo, pero podría no requerir una contabilidad elaborada.

Espero que sea evidente, pero una pandemia global no es realmente la forma en que queremos lograr una mayor visibilidad de nuestras huellas de carbono o inspirarnos a reducirlas. Es un posible efecto secundario, pero en la medida en que se convierta en comportamiento, podría permanecer.