La Casa Blanca defiende el espionaje de llamadas
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La Casa Blanca defiende el espionaje de llamadas

COMPARTIR

···
Mundo

La Casa Blanca defiende el espionaje de llamadas

06/06/2013
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
 
Reuters/Notimex
 
 
En su lucha por proteger a Estados Unidos de atentados terroristas como los sucedidos en Boston el 15 de abril pasado, la Casa Blanca justificó el monitoreo de llamadas telefónicas que realizó la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) a los ciudadanos de este país.
 
De acuerdo con el diario británico The Guardian, la Corte de Monitoreo de Inteligencia Exterior (FISA, por sus siglas en inglés) expidió una orden al amparo de la Ley Patriota en la que la compañía telefónica Verizon se compromete a entregar a la NSA información técnica sobre llamadas locales e internacionales que efectúen sus usuarios hasta el 19 de julio próximo.
 
La orden establece que la información a recabar por el gobierno sólo deberá contener los números telefónicos de las llamadas, así como la duración y la ubicación de éstas. Sin embargo, determina que el contenido las llamadas no podrá ser revelado.
 
Tras la polémica noticia divulgada por The Guardian, varias voces ya se han hecho escuchar en Estados Unidos, entre ellas la del vocero presidencial Josh Earnest, quien defendió el monitoreo de llamadas emprendido por el gobierno.
 
Al respecto, comentó que este programa ha servido para descubrir redes de contactos entre grupos terroristas ubicados en Estados Unidos. Además, dijo que estas acciones gubernamentales se encuentran dentro del marco de la ley"Hay un fuerte régimen legal que gobierna todas las actividades que se conducen al amparo de la Ley de Monitoreo Federal de Inteligencia".
 
Por su parte, Elizabeth Goiten, co-Directora del Programa de Seguridad Nacional del Centro Brenan para la Justicia, afirmó que este caso "sugiere que el gobierno ha estado compilando un amplio récord sobre las asociaciones de los estadunidenses y posiblemente sobre sus ubicaciones".
 
Otra voz que se hizo escuchar fue la del ex vicepresidente estadounidense, Albert Gore, quien a través de su cuenta de Twitter juzgó el monitoreo de llamadas como "un obsceno ultraje" a la privacidad de las personas.
 
Los legisladores de este país también opinaron. Algunos de ellos aseguran que se están violando los derechos civiles de los ciudadanos.
 
En contraste, hay quienes sí defienden el programa. En este sentido, el senador republicano Marco Rubio afirmó que "programas como éstos tienen una gran utilidad" y aseguró que el pueblo estadounidense no debe sentirse vigilado por su gobierno.
 
Luego de conocerse todas estas reacciones, Earnest declaró que "el presidente Barack Obama está abierto a una discusión sobre el balance entre la seguridad y las libertades civiles".