Estos son los primeros países en recibir el 2019
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Estos son los primeros países en recibir el 2019

COMPARTIR

···
menu-trigger

Estos son los primeros países en recibir el 2019

bulletLos fuegos artificiales y espectáculos para recibir al año nuevo iniciaron en Oceanía, mientras en el resto del mundo aún esperan por la llegada de 2019.

AP
31/12/2018
Actualización 31/12/2018 - 10:52
Australia es uno de los primeros países que recibieron el año 2019 entre fuegos artificiales y tormenta eléctrica.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Mientras en México amanecemos en el último día del año, en 3 países del mundo ya recibieron al 2019 entre fuegos artificiales y fiesta. A continuación, un vistazo a cómo se ha celebrado la llegada del nuevo año en todo el mundo:

El país nación de Kiribati, en el Pacífico, fue el primero en el mundo en dar la bienvenida al Año Nuevo, recibiendo 2019 con celebraciones discretas después de pasar 2018 en la lucha contra el cambio climático.

Gran parte de la masa del territorio de dicha isla, con 110 mil habitantes, está en riesgo por la elevación de mares, que ha inundado aldeas costeras.

Los crecientes océanos han convertido a las fuentes de agua potable en salobres, lo que pone en riesgo a comunidades y hace que surja la pregunta de si el país existirá para el próximo Año Nuevo. El expresidente Anote Tong dijo que la migración masiva podría ser el único futuro para Kiribati.

Cuando en México eran las 10:00 horas por la mañana, China recibió al Año Nuevo. El Año Nuevo no se celebra tan extensamente en China continental, ya que el Año Nuevo lunar chino, en febrero, es un día festivo mucho más importante para dicho país.

Eventos para el conteo final se realizaron en las grandes ciudades y algunos creyentes se dirigieron a templos budistas para el toque de campanas y oraciones.

Cientos de tailandeses viajaron el templo Takien en un suburbio de Bangkok para acostarse en el interior de ataúdes para los tradicionales rituales que conmemoran al Año Viejo. Los participantes creen que la ceremonia, que representa la muerte y el renacimiento, ayuda a deshacerse de la mala suerte y les permite nacer otra vez para un nuevo comienzo en el año nuevo.

Los participantes sostuvieron flores e incienso mientras los monjes los cubrían con sábanas rosas y cantaron oraciones para los muertos.

En Auckland, la mayor ciudad de Nueva Zelanda, decenas de miles de personas se congregaron en torno a la Sky Tower para un espectáculo pirotécnico desde lo más alto de la estructura de 328 metros (mil 076 pies). En toda la nación más austral del hemisferio sur, miles tomaron las calles para ser unos de los primeros territorios en dar la bienvenida a 2019.

Los fuegos artificiales iluminaron los centros de las ciudades y puertos.

Una tormenta eléctrica empapó a las decenas de miles de personas que esperaban al tradicional espectáculo de fuegos artificiales de Sydney, creando un espectáculo propio con decenas de rayos.

Según la policía, más de un millón de personas acudieron al puerto de Sydney para seguir el brillante espectáculo. Los primeros espectadores ocuparon antes en el día los sitios más populares, incluso la Opera y ambos lados del puente.

El espectáculo incluyó más de 100 mil efectos pirotécnicos acompañados por música que culminó a medianoche con "(You Make Me Feel Like) A Natural Woman", popularizado por Aretha Franklin y quien falleció en agosto.

El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, emitió un sombrío mensaje de Año Nuevo en el que calificó al cambio climático de amenaza existencial y advirtió que "es el momento de aprovechar nuestra última buena oportunidad".

Guterres destacó además el aumento de la intolerancia, las divisiones geopolíticas y la desigualdad, lo que provocó que la gente "se cuestione un mundo en el que un puñado de personas tiene la misma riqueza que la mitad de la humanidad".

"Pero también hay motivos para la esperanza", agregó Guterres. "Al comenzar este año nuevo, decidamos enfrentar las amenazas, defender la dignidad humana y construir un futuro mejor juntos".